13.4.11

Pechugas de pollo en salsa de yogur griego



Esta receta nació hace unos 8 años, un día de esos que hay que aprovechar los ingredientes que hay en la nevera.  Gustó tanto que no dudé en agregarla a mi recetario.  Hoy ya es uno de los platos clásicos de mi cocina.  La cremosidad de la salsa, con ese toque ligeramente amargo que le aporta el yogur griego, gusta a todos los que la prueban.  Hoy la comparto con vosotros.  Espero que también os guste.  

Necesitamos
  • 425 grs de pechugas de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 150 ml de agua
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1 yogur griego
  • Pimienta

Preparación

Partimos las pechugas de pollo a lo largo en trozos de unos 3 cms de ancho.

Ponemos el aceite en una cacerola ancha y freímos los dientes de ajo picados lentamente.  Cuando empiecen a dorarse, añadimos las pechugas de pollo y las cocinamos por todos sus lados durante un par de minutos para que se cocinen sólo por fuera.  Añadimos la harina y removemos hasta que cubra las pechugas.

Desleimos la pastilla de caldo en el agua y lo incorporamos a la cacerola.  Hervimos a fuego lento durante 5 minutos hasta que la salsa espese.  Añadimos pimienta al gusto.

Por último, añadimos el yogur griego, lo ligamos a la salsa y...listo para comer.


Notas
  • No es necesario añadir sal.  La pastilla de caldo se encarga de aportarla.
  • Podemos utilizar pechugas enteras o incluso pollo troceado, muslos, etc.  Sólo tendremos que ajustar el tiempo de cocción para que no nos quede crudo por dentro.
  • La pimienta, si es blanca, mejor.
  • Importante tener mucho pan a mano porque no podréis evitar la tentación de mojar en la salsa.
  • Riquísimo con arroz blanco o puré de patata.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)