30.9.11

Empanadillas de crema pastelera


Madre mía qué rápido pasa el tiempo.  Si parece que fue ayer cuando  Ingrid y Alba, las chicas de Film and Food, nos proponían el reto para el mes de septiembre.

Una propuesta tan original como las anteriores a través de la cual nos animan a sacar al niño que llevamos dentro mediante la publicación de una receta de nuestra infancia.  Precioso ¿verdad?

En mi caso no ha sido fácil.  Son muchos los platos que me transportan a la niñez y mi abuela la culpable de ello.  Magnífica cocinera y estupenda repostera, recuerdo sus dulces como un placer para los sentidos. 

Quizás mi favorito fueran las croquetas de arroz con leche, pero estas ya las tengo publicadas (si quieres verlas pincha aquí) de modo que he tenido que buscar otra receta y me he decantado por estas empanadillas de crema.

A mí no me han quedado tan ricas como las de mi abuela.  Desgraciadamente no he podido contar con la receta (mi abuela ya no está entre nosotros para pasármela) de modo que, la que aquí os traigo, es mi versión.

Una versión que, clarísimamente, necesita mejorar así que yo me quedo con este reto hasta que consiga aquel sabor de mi infancia.  Espero no tardar mucho :)


Necesitamos
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 rama de canela
  • La piel de 1/2 limón
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1 paquete de obleas
  • Azúcar glas
  • Canela en polvo
  • 1 huevo batido

Preparación

Preparamos primero una crema pastelera.

Para ello, en una pequeña cazuela calentamos 200 ml de leche junto con la esencia de vainilla, la rama de canela y la piel del limón (sin que llegue a hervir).

Mientras tanto, diluimos la harina de maíz en el resto de la leche.  Añadimos la yema del huevo y el azúcar.  Removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes.  Incorporamos tres o cuatro cucharadas de la leche caliente a esta mezcla y removemos.
Añadimos a la leche caliente y cocemos a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar antes de rellenar las obleas.

Pre-calentamos el horno a 200 ºC (turbo).

Extendemos las obleas y, sobre cada una de ellas, espolvoreamos una cucharadita de azúcar glas y canela al gusto.  Las aplastamos ligeramente con la palma de la mano.

Colocamos una cucharadita de crema pastelera en el centro de cada oblea y doblamos por la mitad, formando medias lunas.  Procuramos que no quede aire en el interior.  Sellamos los bordes con un tenedor para asegurarnos que el relleno no se salga al hornearlas.

Frotamos una bandeja de horno con una pastilla de mantequilla para engrasarla ligeramente.  Colocamos las empanadillas sobre la bandeja y las untamos con huevo batido.


Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que veamos que han cogido un color dorado.

Retiramos la bandeja del horno y colocamos las empanadillas sobre una rejilla para que se templen.


Espolvoreamos con azúcar glas y servimos.

Las podemos tomar como postre, merienda, etc. aunque a mí, personalmente, como más me gustan es con un café después de comer.

Heaven !!!

54 comentarios :

  1. Qué ricas se ven, Carmen!!! Me gusta mucho la crema pastelera, y todo lo que la lleve ;-) Me las imagino que calentitas, acabadas de salir del horno....ummm.
    Sí, la verdad es que mis abuelas también me traen recuerdos culinarios entrañables, sobre todo la rusa, que nos preparaba unos piroguis (empanadas) de cuidado.... qué pena me da, ufff. Bueno, no me voy a poner sentimental. Magnifica propuesta la tuya!
    Yo no he podido preparar nada por culpa del catarro este, aunque ya hoy estoy mejor ;-)
    Buen finde, guapísima!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que la crema pastelera me la comía a cucharadas, pero bueno con esa rica masa que te salió...para empezar y no parar!

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta increíble Carmen! me parece que nunca he comido empanadillas dulces!!! besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Me apunto clarísimamente a la idea de Elena: yo también me las comería saliendo del horno :-)

    ResponderEliminar
  5. Seguro que aunque no sean como las de tu abuela también están muy ricas, el aspecto lo dice.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tienen, de verdad que se ven estupendas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Nunca he comido empanadillas dulces pero no tardaré, que ricas se ve. Con lo que me gusta la crema pastelera debe de estar muy buena dentro de la masa.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Carmen!!! ya estoy de vuelta de mis vacaciones y por fin puedo ponerme al dia con mis blogs preferidos y los emails...

    Bueno, bueno, bueno... menudo bocadito dulce nos has preparado, estoy aqui salivando. Estoy malita, resfriada y con fiebre... asi que necesito que me mimen un poquito ¿me mandas un par de estas empanadillitas? mmmmmmmmm

    DELICIOSAS!!!!!

    Besitos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  9. habrá que seguir intentándolo hasta conseguir el sabor de la memoria....(puede ser largo y dificil, eh?), pero desde luego la presencia de tu versión, y ese corte.....son fantásticos!!!
    bsss

    ResponderEliminar
  10. Tienen una pinta estupenda! Cuántas recetas nos llevan a los recuerdos de nuestra infancia... Besicos.

    ResponderEliminar
  11. No sé si te habrán quedado tan ricas como a ella, pero te aseguro que la pinta es buenísima, se salen de la pantalla.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco he comido nunca empanadillas dulces.. había visto en el super esas cajas de empanadillas con cabello de angel (qeu me parece un poco asquerosilla..la caja, que la receta puede ser buenísima)...
    Tu foto es supersugerente...tienen que estar de aúpa!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Wowww!! estas empanadillas tienen una pinta sensacional!! me encantan!
    Muchas gracias por participar, me llevo la foto para el collage
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  14. Riquísimas! Me han encantado, tienen que ser adictivas! Lástima no poder contar con tu abuela para poder probar las suyas, pero ha dejado una buena herencia en su nieta :) Es muy bonito poder recordar a nuestra familia a través de sus platos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Pues a mi también me traen recuerdos los desayunos y meriendas que nos preparaba mi abuela. Aunque hoy haya publicado otras recetas, las de las abuelas siempre venían con ese cariño extra añadido.
    Estupenda tu propuesta mi Carmen!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Buf, se me ha hecho la boca agua con estas super empanadillas, tienen que estar de escándalo!
    Besos
    Sandra

    ResponderEliminar
  17. Qué buenas son las recetas de las abuelas.
    El corte se ve fenomenal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Que ricas, Carmen! con lo que me gustan a mi las empanadillas y nunca las he probado rellenas de crema pastelera, esto tengo que remediarlo :)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Wuau!!! yo las hago de manzana, pero de crema!!!!! me las llevo. besotes y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  20. Carmen, pues si las de tu abuela son mejores que estas, los ángeles del cielo deben de estar dando palmas. Bss (Elena)

    ResponderEliminar
  21. Me encanta la idea, con lo fácil que es y no se me habría ocurrido, me la copia esta receta, con tu permiso, besos.

    ResponderEliminar
  22. Carmen, tienen una pinta estupenda, me parece una aportación deliciosa al reto y además fácil y vistosa. Yo también cojo prestada la receta, con tu permiso.

    Besos.
    GustoCocina - María G.

    ResponderEliminar
  23. La crema me encanta y es la primera vez que la veo en un relleno de empanadilla. Tiene que estar de muerte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Madre mía que maravilla, en tu casa no dudo que se comía muy bien, estas empanadillas son toda una fiesta. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Muy ricas, mama las preparaba con una masa hecha por ella y cema pastelera y nos encantaba, besinos

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado tu postre. No las he probado nunca de crema, pero intentaré hacerlas porque me ha gustado mucho.
    Bessos

    ResponderEliminar
  27. yo las había comido rellenas de dulce, pero éstas tiene también muy buena pinta... habrá que probarlas :)

    ResponderEliminar
  28. Carmen, pues en mi opinión estaán perfectas. Vamos, que si estuvieses más cerca te pediría un par de ellas jeje. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  29. ¡pero qué hambre que entra sólo con ver esta foto! desde luego los postres de las abuelas son únicos!!! muy apetecible!!!

    ResponderEliminar
  30. Simplemente fantasticas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Esto de los retos me está encantando porque me permite descubrir y ver blogs que no conozco o que hacía tiempo que no entraba.
    Volver a nuestra niñez con las recetas me ha encantado.
    Tu recetuqui, de 10.
    Besicos

    ResponderEliminar
  32. Madre mía, qué cosa tan buena!
    Me recuerdan a los canutillos de crema... con una buena cremita casera y una masa de 10.
    Las fotos geniales.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. pero bueno como me haces esto, eso no se hace ehhh, que ricooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo, o ricas mejor dicho, a mi, mi madre me las hacia de queso y membrillo pero de crema (mmmm) no, creo que tendré que poner remedio a eso :) besosssss

    ResponderEliminar
  34. Muchas gracias por tu visita...la verdad k las torrijas recien hechas...ganan mucho mas! pero tus empanadillas tienen una pinta deliciosa! te deseo mucha suerte! besitooos!

    ResponderEliminar
  35. tienen un aspecto espectacular! yo creo q casi ningun plato, ni el mas simple, me sale con el gusto de mi abuela... tu version es impecable!

    ResponderEliminar
  36. Qué cosa más rica!! Si dices que las de tu abuela eran mejores, no me las quiero ni imaginar!
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Ohhh que ricas tienen que estar

    ResponderEliminar
  38. Holaaaa, que bien lo de hoy, lo he pasado de maravilla!
    Nunca he comido empanadillas dulces, tienen que estar buenisísimas!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  39. Deliciosas, esto es un bocado celestial como bien dices, y que buenos recuerdos !
    me encanta, un beso !

    ResponderEliminar
  40. Carmen UN PLACER CONOCERTE !!!!
    Eres un encanto !!!! me alegro mucho de haber ido a la kedada a la que no estaba muy segura de ir, me hubiera perdido conocer a gente tan maja como tú.

    Besazos !!!!!

    Cris (La cocina de las Pinuinas)

    ResponderEliminar
  41. Que receta tan sencilla y a la vez tan rica. Las fotos te quedaron preciosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Holaaa!! Ya estamos por aquí despues de la locura de ayer, eres tal y como muestra tu blog, y que sepas que ya he visto ese librito que tanto quieres y por lo que nació este proyecto que tan bien llevas. El blog es exactamente como tú, limpio, clásico y elegante.
    Me encantó conocerte en persona y que nos contaras tantas cosas de tu vida, tan interesante.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  43. Pues no sabrán como las de tu abuela pero se ven deliciosas, crujientes por fuera y con una rica crema por dentro.

    Yo no voy a poder esperar a que mejores la receta porque pienso hacerlas en cuanto tenga la oportunidad.

    ResponderEliminar
  44. Hola Carmen, que sí que nos conocíamos por el blog, lo que pasa es que hace poquito, y entre la emoción de encontrarnos y que éramos tantos ayer, menudo lío de blogs. Pues nada, que encantada de haberte conocido y esperemos que se repita. Besos
    Susana

    ResponderEliminar
  45. Hola guapa, y si recuerdan a la abuela tienen un valor añadido, seguro que con el tiempo das con su receta y nos deleitas con ella. Hasta la fotografía se ve especial en esta entrada.

    Espero que haya más encuentros como los de ayer, me gustó mucho conocerte.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  46. Vaya delicia,y la presentación invita a cautivarnos,se ven ricamente deliciosas.
    Un besito enorme.

    ResponderEliminar
  47. Madre del amor hermoso, qué tremendo. No hay más que decir. Un besote.

    ResponderEliminar
  48. Hola Carmen ¡¡por fin!! Llevo desde ayer intentando ponerte un comentario porque me dio muchísima pena no poder hablar contigo, además cuando me despedía no sabía muy bien quien eras éramos demasiadas personas para tan poco tiempo y me sentí fatal por no haberte reconocido. Espero que podamos vernos en otra quedada que tenemos que organizar y así poder charla un poco. Yo disfruté un montón y me dio mucha pena, la verdad, irme sin quedarme a la comida. Espero que perdones el no haberte saludado de otra manera. Un beso

    ResponderEliminar
  49. Hola
    que ricas estas empanadillas, a mi me las hizo mi tía alguna vez, y hacía años que no las veía, que buenos recuerdos ha traído este reto.
    Seguro que a tu abuela le han encantado, cocinas con mucho cariño y eso se nota
    besos

    ResponderEliminar
  50. que ricasssssssssss,un besote ya me tienes por aquí

    ResponderEliminar
  51. qué delicia!!! A mi me chifla la crema pastelera, es que todo dulce que la lleve me encanta ;) y además no se frien que van al horno, estas empanadillas son perfectas ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  52. Que ricas!
    Me has hecho recordar las que preparaba mi madre cuando yo era pequeña ;-)

    ResponderEliminar
  53. Me tomo la libertad de copiarte la receta de la crema, no me termina de salir del todo, probaré y ya te cuento.
    Por cierto, mira nuestra entrada de hoy seguro que te hace gracia:
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2012/04/gnocchis-en-salsa-de-queso-y-chutney-de.html
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  54. ¡Mi madre hacía unas exactamente iguales! Qué buenas!!! Me trae unos recuerdos! Esta receta me ha alegrado el día. Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)