17.11.11

Bizcocho crumble de peras y moras



Hoy vuelvo a retomar mi sección de cocina británica.

Hacía tiempo que no publicaba ninguna de sus recetas y ya tocaba.  Me hubiera gustado hacerlo antes pero ultimamente he participado en varios retos y concursos y no me ha sido posible.  Ya sabéis la cantidad de tiempo que ello conlleva (no os cuento nada nuevo) y he descuidado un poco mis propias actividades.

Espero compensar la espera con esta receta tan deliciosa: bizcocho crumble de peras y moras.

Contundente, con cuerpo, jugoso y en su punto de dulzor.  Lo podemos tomar en el desayuno, en la merienda o servirlo como postre acompañado de una bola de helado o nata montada.

Sea como sea que decidáis tomarlo, seguro que no os deja indiferentes.


Necesitamos (para un molde de 12 x 25 cms)
  • 175 grs de mantequilla sin sal
  • 150 grs de azúcar moreno (+ una cucharada)
  • 3 peras peladas y cortadas en láminas
  • 150 grs de moras
  • 3 huevos batidos
  • 200 grs de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear (tipo Royal)
  • 150 grs de queso fresco batido (queso crema o crème fraiche)
Para el crumble
  • 100 grs de mantequilla sin sal derretida
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de canela (opcional)
  • 150 grs de harina de trigo
  • 100 grs de copos de avena

Preparación

1º la fruta

En una sartén, fundimos 25 grs de mantequilla y le añadimos 1 cucharada de azúcar.  Removemos durante 1 minuto y agregamos la pera.  Dejamos cocer a fuego lento durante 8 minutos.  Añadimos las moras y cocemos un par de minutos más.  Dejamos enfriar y reservamos.

2º el crumble

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, la canela, la harina y los copos de avena.  Reservamos.

3º el molde

Engrasamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.  Colocamos papel vegetal en la base de modo que sobresalga por los lados (así podremos tirar del sobrante y desmoldarlo facilmente).


4º el horno

Pre-calentamos el horno a 175 ºC (función turbo).

5º el bizcocho

En un cuenco grande, batimos el azúcar con la mantequilla hasta que blanquee.  Agregamos los huevos y removemos hasta que se hayan integrado.

Añadimos la harina y el polvo para hornear, poco a poco mientras removemos con una cuchara de metal.  Por último, y cuando tengamos una mezcla homogénea, agregamos el queso y mezclamos bien.  El resultado es una masa densa y más espesa que la de otros bizcochos que haya preparado anteriormente.

6º el montaje

Vertemos dos tercios de la masa en el molde y, con ayuda de una cuchara, la extendemos bien por toda su base intentando nivelarla lo mejor posible.  Cubrimos con la mitad de la mezcla para el crumble.

A continuación, vertemos el resto de la masa y la nivelamos de nuevo.  Extendemos la fruta y, por último, añadimos el resto del crumble.

7º el horneado

Horneamos durante 1 hora y media.  Comprobamos su punto después de la primera hora por si se estuviera dorando demasiado por la superficie (en cuyo caso lo cubriríamos con papel de aluminio) y para ajustar el resto del tiempo de horneado (podría ser que necesitara menos de media hora a partir de este momento o más).

Retiramos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla durante unos 20 minutos antes de desmoldar.


8º el disfrute

Servimos templado con miel, sirope de arce, nata montada, helado de vainilla, etc.

25 comentarios :

  1. Realmente delicioso, y el sorbete es una maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Impresionante se ve...yo le cambiaré las moras, pero lo haré...

    ResponderEliminar
  3. menudo corte que tiene, debe estar riquísimo. pero es que con la miel ya es la bomba.
    ains, yo también siento que me falta tiempo para hacer todo lo que me gustaría.
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Todavía no he hecho nunca un crumble y tengo entre mis retos personales probar a cocinar con los copos de avena... Me gusta esa textura como "húmeda" por dentro que tiene, lo hace muy apetecible.

    ResponderEliminar
  5. Delicioso!
    Templadito con un poco de café ... irresistible.
    (Me encantan las fotos, especialmente la última)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Impresionante... mejor no frío del todo. Me vuelvo loca vamos, de lujo!!

    ResponderEliminar
  7. Hum que rico debe estar. Yo cocino poco con peras y la cuestión es que me encantan, veo tantas recetas con ellas...y tan exquisitas que tendré que probar a cocinarlas.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me parece una pasada de bizcocho. Tiene que ser jugosísimo. Además, me gusta mucho la pera en los bizcochos, siempre parece que tiramos más de la manzana.
    Te ha quedado estupendo. A la miel, da ganas de meter el dedillo en la pantalla para coger un poco...

    ResponderEliminar
  9. Otra que me apunto. Voy a necesitar años en hacer todo lo que quiero, je, je. Pero se ve estupendo, sobre todo por las moras. Bss
    Elena

    ResponderEliminar
  10. Ala!!! qe buenoooooo!!! tomo nota, con esa crumble, que me hace babear!!! más que buenísima!!:))Bss

    ResponderEliminar
  11. Qué corte más rico, con esas moritas. Me encanta
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Me gusta esta sección, las mejores tartas las probé en Escocia, madre mia!! que ricas, los cakes con fruta no son mi pasión, a no ser que la fruta esté cortada en trocitos pequeños, aunque reconozco que le dan ese toque húmedo, riquísimo que los que no llevan fruta les falta. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Esa foto con el chorro de miel sobre el crumble me ha vuelto loquita en un momento, qué maravilla de receta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Se ve delicioso....bss

    ResponderEliminar
  15. Carmen me has dejado con la boca abierta, que rico y jugoso tiene que quedar, me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Carmen otra delicia de las tuyas,como me encanta todo lo que haces,esta bizcocho me ha encantado un besazo guapa
    http://cosicasdulces.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. me encanta este tipo de cake jugosito... como bien dices, puedes comerlo a cualquier hora del día. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Carmen,me has tentado con esta delicia,unos ingredientes delicadamente muy acertados y para ponerle la guinda a tu bizcocho,la miel¡¡¡¡¡
    Una delicatess cielo.
    Un besote enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Qué bueno, Carmen!!!! Me matan estos bizcochos... se parece a uno que hice no hace tanto de manzanas y moras.... con peras tiene que estar delicioso.... Con lo que me gustan los pasteles de fruta, éste va a la lista de "pendientes"....
    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  20. Ay Carmen, qué delicia de cumble! me encantan estos postres pero con la mezcla que le has puesto tiene que ser ya la caña total. Me comería ahora mismo la última rebanadita con miel, pero sin pensarlo un segundo, qué buenoooo!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Acabo de disfrutar muchisimo con tu blog¡¡
    Que suerte, te he descubierto¡¡
    Este crumble delicioso¡¡
    Me quedo de seguidora para no perderme nada
    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  22. Carmen, un bizcocho EXTRAORDINARIO!!! Tiene que estar de 10, me lo apunto porque me encanta el aspecto que tiene.

    Besitos guapa,

    ResponderEliminar
  23. Welcome to the British Cake Week!

    :))

    Como mañana me libre de la mesa electoral, ya sé lo que voy a hacer para entreterme por la mañana en la cocina. Aunque solo tengo dos peras, y limoneras. Y moras tengo congeladas. Así que ya está, lo tengo todo.

    Me ha gustado mucho este bizcocho. Solo con imaginarme la humedad que aporta la pera al bizcocho se me empiezan a mover los jugos gástricos. No es de extrañar que lleve tanto tiempo cocerlo en el horno.

    Ay, si es que no se puede ser tan golosa, no.

    Un besito, guapa!! Enjoy your weekend!!

    ResponderEliminar
  24. delicioso!!!!! cual sera el proximo bizcocho?

    ResponderEliminar
  25. Templadito ideal, el sabor de la pera tiene que darle un punto buenísimo, aplaudo la vuelta a tus recetas.
    besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)