15.12.11

Risotto de remolacha



Posiblemente muchos de vosotros sabréis que participo en el concurso ¡Vida la vida sana! Cocinando con remolacha, convocado por  HuerCasa, con mi receta de Tarta abizcochada de chocolate y remolacha.

Las votaciones ya están en marcha y hay propuestas interesantes en el concurso.  Os animo a que os paséis por la página de Facebook de HuerCasa para verlas todas y que votéis la que más os guste (no olvidéis que la mía es la tarta abizcochada de chocolate y remolacha, jajaja).  Pinchad en este enlace para ir a la página de entrada de Facebook, meted vuestro nombre de usuario/contraseña y veréis todas las propuestas presentadas hasta la fecha (la tarta está en la segunda página).  Se permite votar más de una receta pero no se puede dar más de un voto a la misma receta. 

Si eres de los que me ha dado tu voto o me lo va a dar, desde aquí mi más sincero agradecimiento (muac, muac, muac...).  Y si no lo eres pues también, os aseguro que no pasaréis a formar parte de mi lista negra...jajaja...que la vida ya nos lanza sus reveses en cuanto nos descuidamos como para añadir yo uno más por una tontería.

Bueno, después de esta breve campaña de promoción, creo que debería pasar a contaros algo sobre este arroz que nació de la necesidad de consumir la remolacha que compré para hacer la tarta de la que ya os he hablado.  Como me pasé un poco (o más bien un mucho) con la cantidad (me sobraron 3 remolachas) no tuve más remedio que buscar alguna receta alternativa en la que usar este ingrediente.  Habiendo hecho ya una receta dulce quise variar y utilizar la remolacha en una salada.

A mi güiri-marido y a mí nos encantó.  Los niños lo miraron con interés pero no el suficiente como para decidirse a probarlo (y es que ese color cuando tienes 10 y 12 años no resulta muy atractivo).  De lo que dieron buena cuenta fue de los crujientes de parmesano, de los que no dejaron muchos para acompañar el risotto.

¿Y tú? ¿Te animarías a probarlo?


Necesitamos
  • 500 grs de remolacha cruda
  • Aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cebolla pequeña (picada finamente)
  • 250 grs de arroz para risotto (arborio o carnaloni)
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 700-750 ml de caldo de pollo
  • 75 grs de queso parmesano rallado
  • 25 grs de mantequilla (cortada en dados)

Preparación

Hervimos la remolacha en abundante agua durante 30-40 minutos.  Escurrimos y esperamos a que se enfríe antes de pelarla, para lo que recomiendo utilizar guantes de látex (a no ser que nos apetezca lucir los dedos y las uñas de color rosa durante unos días).

Dividimos la remolacha en dos.

Con una de las dos mitades hacemos un puré.  Trituramos la remolacha con una batidora eléctrica, añadiendo una cucharada de aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta.

Cortamos el resto de la remolacha en dados (o gajos) que depositamos en un cuenco, salpimentamos, rociamos con una cucharada de aceite de oliva extra virgen y una cucharada de vinagre balsámico.  Mezclamos bien y colocamos sobre una bandeja de horno.  Asamos en horno pre-calentado a 160 ºC (función turbo) o 180 ºC (horno convencional arriba y abajo) durante 30 minutos.


Mientras asamos la remolacha vamos preparando el risotto.

Ponemos el caldo en una cacerola y lo mantenemos caliente.

Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cacerola de base gruesa y pochamos la cebolla durante 7-8 minutos o hasta que esté blanda pero no dorada.  Salpimentamos.

Añadimos el arroz y removemos durante un par de minutos.  A continuación añadimos el vino y continuamos removiendo hasta que se haya evaporado (unos 2 minutos).  Entonces, con un cazo, vamos añadiendo el caldo poco a poco y sin dejar de remover.  Esperando a que el arroz absorba el caldo antes de añadir un cazo más.  Así hasta que se no tengamos más caldo que añadir.

Retiramos el risotto del fuego y añadimos la mantequilla, el puré de remolacha, el queso parmesano y la remolacha asada.  Removemos para mezclar bien todos los ingredientes.

Servimos el risotto con unos crujientes de parmesano.

27 comentarios :

  1. ala que color mas estupendo,me parece muy original>!
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta la remolacha, este risotto tiene que estar buenísimo.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Sí lo probaría. El color es precioso y acompañado del crujiente de parmesano... Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que color tan bonito!! Un rissotto muy alegre!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. yo tengo un risotto de remolacha publicado...lo hago a menudo, me encanta!!
    Mis niños lo comen, tienen 2 y 4 años, je, je...
    bsss

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que se le queda un colorcito muy peculiar
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Tiene un color tan llamativo que parece difícil resistirse a probarlo y tan bien acompañado de esos crujientes, debe ser una delicia!!!

    ResponderEliminar
  8. Un risotto que tiene que estar bien rico, y el color.. precioso, un beso

    ResponderEliminar
  9. Original sí que lo es, hay que probarlo para salir de dudas.
    Carmen, que lo paséis mañana muy bien, no sabes la envidia que me dáis.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. El color que deja es una preciosidad, seguro que a Paris Hilton le encanta, jajajaja.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Carmen, hoy hemos coincidido con el risotto, aunque el tuyo es mucho más colorido. Y además esos crujientes de parmesano a mi también me hubieran vuelto loca, como a tus hijos, je,je. Besos.

    ResponderEliminar
  12. la verdad es q no me parecia un arroz al principio mirandolo pero vamos, me lo comeria a dos cucharadas :) super bonito ha quedado

    ResponderEliminar
  13. Muy original lo de la remolacha me gusta besos

    ResponderEliminar
  14. En casa la remolacha no nos gusta, no se si en arroz pasaría lo contrario, tiene un color precioso!! Bss

    ResponderEliminar
  15. Carmen me llevo la receta porque me encanta este colorido. En cuanto a la tarta intenté votar, pero creo que no se grabó el voto, loo intentaré de nuevo. Bss
    Elena

    ResponderEliminar
  16. Carmen como todo lo que haces te ha quedado estupendo,y con un color precioso y original. Por cierto la tarta abizcochada se merece ser ganadora seguro. Un besazo guapa
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Nunca había visto el risotto de remolacha, le da un toque rojo que queda super vistoso!
    Es fantástico.
    Besos
    Mönica

    ResponderEliminar
  18. Un risotto que no dejará indiferente a nadie seguro
    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  19. Tiene un color precioso de la remolacha y lo mejor lo rico que tiene que estar
    mil besosssss

    ResponderEliminar
  20. Que color mas bonito le da la remolacha al arroz , este risotto es muy lindo
    mil besosssss

    ResponderEliminar
  21. Genial, es como el Red Velvet de los Risottos.
    Queda muy bonito!
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Tiene un color precioso y ese crujiente de parmesano qué rico.
    A los niños no les gustan demasiado las novedades, pero se ve muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Que guay! me encanta el color, me quede pendiente de ver la receta después que me lo comentaste ayer, ideal para compartir con visitas en casa, será todo un tema el risotto!
    un beso1
    niu

    ResponderEliminar
  24. Yo me animo a hacerlo seguro!!! Con ese color tan bonito que tiene!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Pues nunca he probado risotto de remolacha, qué color tan bonito!!!!
    Me gusta mucho la remolacha, a ver si me animo a probarla en un arroz ;-)

    Besos y buena semana, Carmen.

    ResponderEliminar
  26. Pues si mi niña ve ese arroz rosa, diría que es de Princesas, le encantaría jajaja, pero si que los gustos de los niños difieren a los nuestros.Muy original tu risoto fucsiachic
    besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)