13.2.12

Tartaletas de atún, huevo y tomate



El jueves pasado se estropeó la nevera.

Argggggg !!!!

Al llegar a casa después del trabajo y de recoger a los niños del colegio me dio la bienvenida un ruido ensordecedor que sólo podría comparar con el del despegue de un avión (jajaja...un poquillo exagerado, pero sólo un poquillo ¡eh!).  Mientras me dirigía hacia el lugar de donde provenía el ruido iba pensando: "por favor que el ruido no venga de la cocina, que no sea la nevera, por favorrrrr".  Mi fuero interno se reía de mí y me llamaba ilusa pero yo tenía la esperanza de que la suerte me sonriera y que el ruido proviniera de la calle o fuese cualquier otra cosa pero no hubo suerte...snif.

Estar sin nevera me resulta un auténtico fastidio así que, tras desenchufar la nevera, me lancé al teléfono dispuesta a encontrar ayuda.  Después de un par de horas de desesperación y llamadas a varios servicios técnicos intentando conseguir un técnico para el viernes, tiré la toalla y me rendí ante la más absoluta realidad de tener que encontrar acomodo para la comida que tenía repartida entre el congelador y la nevera y de tener que esperar al lunes a que me visitara un técnico...que no a que me arreglara la nevera.  Eso es otro cantar.

La primera parte de mi tragedia fue la que más fácil solución tuvo gracias al alma "caritativa" de mi amiga, vecina y tocaya: Carmen.  En un abrir y cerrar de ojos, mi salvadora no sólo había vaciado dos cajones de su congelador y acoplado lo que salió del mío sino que también me había despejado una nevera que tiene en su garaje con bebidas y ordenado el resto de la comida que, un rato antes, yo había visto estropearse en mi imaginación.  Esto lo remató entregándome una copia de las llaves de su casa para que pudiéramos entrar y disponer de nuestra comida en caso de encontrarse la casa vacía.

En ocasiones como esta siempre pienso en el dicho de que "hay que tener amigos hasta en el infierno".  Gran verdad señores (y señoras) porque de cuántos apuros nos pueden sacar.  He aquí el ejemplo perfecto.

A lo largo del fin de semana he ido cocinando y consumiendo parte de la comida que tenía congelada y que dejé en casa con la idea de dejar que se descongelara entre el viernes y el sábado.  Una de estas cosas era la masa de empanada que hoy os traigo con forma de tartaleta y que no habría visto la luz tan pronto de no haber sido por las circunstancias.  Cuando preparo esta masa suelo hacer mucha cantidad y congelo la mitad, de la que puedo tirar en momentos de prisa.  En este caso fue más bien en momentos de emergencia pero el resultado fue igual de rico.

Dejando de lado la historia de mi nevera que sigue en espera de arreglo, os cuento que la receta de esta masa fue la que inauguró mi primer libro de recetas (que todavía conservo).  Me la dio una tía gallega como masa para empanadas y como tal la hago normalmente aunque esta vez, por la presentación tan poco ortodoxa que tiene, le venga mejor que la llamemos tartaleta en vez de empanada.


Necesitamos (para seis tartaletas)

Para la masa
  • 3 huevos
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharadita rasa de sal
  • 1 cucharadita de polvos para hornear (tipo Royal)
  • Harina
Para el relleno
  • 1 cebolla picada
  • 2 huevos duros picados
  • 2 latas de atún
  • 1 bote de salsa de tomate casera
  • Aceite de oliva suave
Además
  • 1 huevo batido

Preparación

Batimos los huevos junto con el aceite, la leche, la sal y la levadura.  Añadimos harina poco a poco y removemos, inicialmente con una cuchara o tenedor, y luego con las manos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a los dedos pero que no se cuartee.

Siento no poder concretar la cantidad de harina exacta hay que usar.  Así es como me dieron la receta y nunca se me ha ocurrido pesarla...hasta hoy que escribo esta entrada.  La próxima vez que la haga me aseguraré de pesar la harina y de actualizar la receta.  Mientras tanto esto es lo que hay...sorry!

Con estas cantidades nos saldrá mucha masa.  Yo, como os he dicho antes, la divido en dos y congelo una mitad.  El resto será suficiente para seis tartaletas de 10 cms de diámetro.
  

Preparamos el relleno.  Para ello calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén y añadimos la cebolla.  La cocinamos a fuego lento y con la sartén tapada hasta que se poche (aproximadamente 20 minutos).  Añadimos el atún, el huevo y el tomate.  Cuando la mezcla arranque a hervir, la dejamos cocer unos 10-15 minutos.

Retiramos del fuego y dejamos que se temple antes de rellenar las tartaletas.


Dividimos la masa en dos mitades.  Extendemos, con ayuda de un rodillo, una mitad sobre una superficie lisa y limpia espolvoreada con harina.  Untamos de harina el rodillo para que no se nos pegue.

Cortamos círculos de masa un poco más grandes que los moldes que vayamos a utilizar y cubrimos la base y los laterales con ella.  Retiramos el sobrante pasando la hoja de un cuchillo por el borde de los moldes.

Rellenamos con la mezcla del atún, huevo y tomate (que ya estará templada).

Pre-calentamos el horno a 200 ºC.

Extendemos el resto de la masa y cortamos tiras con las que formaremos un enrejado que cubra la superficie de las tartaletas.  Presionamos el sobrante de las tiras sobre el borde de las tartaletas y lo retiramos.

Pintamos con huevo batido y horneamos durante 10-12 minutos o hasta que veamos que la masa se dora.

Dejamos reposar 5 minutos y servimos con una ensalada de brotes tiernos, tomates, etc.

39 comentarios :

  1. Carmen, qué fastidio, menos mal que tu vecina te echó una mano!!! Y menos mal que si dejas las cosas en el balcón ya no necesitas nevera, con este frío!!! A ver si se soluciona pronto!!! Has preparado unas tartaletas deliciosas, de sabor seguro y en presentación, inmejorable:) Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente, el año pasado tuve que cambiar el frigorífico, y antes de eso ya había dado señales de su avería, por lo que tuve que improvisar varios sitios para guardar la comida. Así que espero que la tuya se arregle pronto y ya no te de más problemas.
    Pero este fastido te ha servido para sacar la masa y prepararnos esta maravilla. Es una presentación preciosa para estas tartaletas y además ademite tantos rellenos, umm. Una delicia.

    ResponderEliminar
  3. que cena más rica!

    ResponderEliminar
  4. QUE DELICIA!!!!!! Y QUE BIEN SE ve!!! Se parece a la pastafrola pero con otros ingreientes! Que rico Carmen!! Me ha encantado la receta si la copio te la dedico eh??

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Vaya pinta tienen esas tartaletas! qué maravilla! me han entrado muchísimas ganas de comerme una!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. HOla
    uf que faena, ya me imagino tu cara de susto mientras entrabas en la cocina, menos mal que tienes una vecina amable que sino.....
    Como me gustan estas tartaletas,bueno "empanaleta" jajaja , la masa te ha quedado impresionante
    besos

    ResponderEliminar
  7. chiquilla, menudo contratiempo el de la nevera. menos mal que pudiste contar con tu vecina. Mi madre también lo dice, con las vecinas hay que llevarse bien que nunca sabes cuando se pueden necesitar.
    La verdad es que las tartaletas te quedaron geniales, tienen una forma perfecta chiquilla.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Carmen tu historia de la nevera me ha absorbido como la mejor de las novelas, te lo aseguro, me la he empapado y te digo que ya estoy esperando en siguiente capítulo please, así que dinos en la próxima entrada si la has arreglado o que, vale? Y por cierto, pedazo de amiga-vecina que tienes! no la pierdas.
    Las tartaletas me han encantado, la masa me la apunto porque me gustan muchísimo las empanadas y suelo probar diferentes masas, pero tengo que decirte que ese enrejado me deja siempre patidifusa, nunca lo he intentado, pero me suena a dificilisimo.
    En fin que me enrollo, una entrada buenísima con unas fotos alucinantes.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hace como tres meses que sentí un golpe terrible en la cocina, fui a mirar y la puerta de había caido!!
    Sin solución posible hubo que cambiarlo por otro.
    No me cuentes nada... ;)

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno ha sido que tu tuviste ayuda y que todo se encamino :D!

    Me encantan las tartas trenzadas...me parecen lo más divino!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  11. Estas tartaletas tengo que probarlas porque ya estoy salivando!!!
    Mucho ánimo para lo de tu nevera, espero que se solucione pronto porque, incluso con amigas tan maravillosas como a tuya, es un fastidio...
    Un abrazo,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  12. Carmen,que preciosidad de tartaletas,y seguro que ricas de verdad,si estubiera cerca tambien te dejaria las llaves de mi casa, para que hicieras uso de mi nevera,pero para que tambien metieras algunas de estas delicias jeje. Un beso amiga
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. ...¿y por qué los electrodoméstico se estropean siempre los jueves por la tarde o los viernes, sin que nos de tiempo a reaccionar o a hacer reaccionar a los servicios técnicos?. Hace poco se nos estropeo la caldera y estuvimos desde viernes a martes sin ella. Lo de fregar...bueno pero lo de la ducha...., menos mal que tenemos un calentador eléctrico en la buhardilla y nos subiamos en fila india..jejej. Espero que te lo arreglen pronto, que es un fastidio. Menos mal que Carmen, tu vecina, estuvo al quite.
    Y gracias a todo esto...tenemos estas tartaletas tan estupendas...me he quedado embobada con el trenzado ¿¿?? seguro que tienes una técnica pero así a bote pronto....
    Cuéntanos si la "cosa" va bien.
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Carmen, que fastidio estar sin algún electrodoméstico, es cierto que cuando se estropean, lo que les echamos en falta, muchas veces pienso que harían cuando no los había, a ya lavar a mano, comprar al día, pero con estos tiempos que corremos quien va a la compra a diario y quien lava a mano, en fin que las cosas se estropean cuando mas falta hacen, unas tartaletas estupendas, con tu permiso te copio la idea, besos

    ResponderEliminar
  15. Ainsssss Carmen, que tartaletas más bonitas y seguro que riquísimas!!!
    UN beso

    ResponderEliminar
  16. Después del episodio de la nevera como para ponerte a pensar en toooodo el amor que nos deja San Valentín, jajaja, pero bueno, no hay mal que por bien no venga, a cambio podemos disfrutar de estas tartaletas que te han quedado genial, quizás por qué la típica empanada ya la tenemos muy vista, esta decoración me ha encantado. Espero que por fín te arreglen el "aparato" y disfrutes de la semana. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  17. sabe a empanadillas me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  18. La verdad es que se estropee la nevera es uno de los mayores fastidios, que hacer con la comida, donde ponerla, etc etc.... por no decir que en casa siempre nos suelen pasar este tipo de cosas en findes y no viene nadie de nadie a menos que pagues un dineral :((
    Esta tarta me encanta! Me la llevo con tu permiso. El enrejado te ha quedado precioso.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  19. que bonitas! y con ese relleno seguro que deliciosas,me apunto a tu comida!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  20. y con el estres de estar sin nevera, aun te liaste a hacer esas fotos tan bonitas!!!

    yo el jueves me quedé sin internet, ni tele, ni telefono...4 días....no es por comparar "desgracias", pero... jajajaja

    ResponderEliminar
  21. Uiiii! la nevera!!!! que fastidio, antes el lavaplatos o la lavadora, al menos ahí no se estropea nada. Pues suerte de la vecina, que encanto!!! Y también suerte del frío!!! La receta me encanta, tengo que hacer tartaletas con ese tipo de reja, queda muy bien presentado. Besotes.

    ResponderEliminar
  22. Muchísimas gracias por tus palabras, me alegro que te haya gustado mi blog! y mira así he descubierto el tuyo y estas riquísimas tartatelas, me encanta la cubierta tipo enrejado, le da una aire muy hogareño! un besito guapa ;)

    ResponderEliminar
  23. Unas tartaletas riquísimas, me quedo por aquí, feliz San Valentín

    ResponderEliminar
  24. Menuda pinta tiene esa tarta!!!! la combinación de ingredientes me encanta

    ResponderEliminar
  25. hola Carmen! muchísimas gracias por todo lo que me has dicho en tu comentario en mi blog! me ha hecho muchísima ilusión, y te diré que tu blog también me encanta, me han gustado tus fotos y tus recetas, ¡todo! de verdad, así que seguimos en contacto!

    ResponderEliminar
  26. Que se te estropee la nevera es una auténtica putada. Yo no sé cómo se las apañaban antes! Menos mal de los vecinos... qué hariamos sin ellos!!! Las tartas me han enamorado, además de que tienen pinta de estar muy ricas. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Que razón tienes Carmen, en todos lados hay que tener amigos. Lo que si tienes es una buena vecina!!! Al final has sacado algo bueno del asunto y te han salido unas tartaletas fabulosas. Ya me está entrando hambre. Besiños.

    ResponderEliminar
  28. Madre mía la nevera!!! con la falta que hace!
    Pero mira, no hay mal que por bien no venga porque así nos has regalado estas maravillosas tartaletas que no se como no os dió pena comerlas, parecen dibujadas.
    Te mandaría una nevera pero no puedo así que te mando un abrazo y un beso grande! :)

    ResponderEliminar
  29. Menuda faena Carmen, menos mal que siendo como eres tienes vecinas que te corresponden y se ofrecen con tanta generosidad.
    Y luego dicen que hay paro y tu esperando un técnico tanto tiempo, desde luego!!!!!
    Buenísima empanada querida, tomo nota, me encantan y en casa vuelan.
    Besitos bonita.

    ResponderEliminar
  30. Hola Carmen.
    Unas semanas sin visitarte y me encuentro la despensa llena de ricos manjares.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Pero qué bonita te queda con ese enrejado.
    La ley de Murphy solo actuó a medias en tu caso, era fin de semana, pero por lo menos no era verano.
    Espero que ya te funcione de nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Carmen,

    Yo también me alegro de estar de vuelta. Gracias por lo de mi abuela, la verdad es que la sigo echando mucho de menos pero hay que seguir hacia delante.

    Espero que a tu nevera le den el alta prontito aunque con amigas así, los problemas siempre son menos. Qué importantes son los buenos amigos, en general la buena gente.

    Y tus tartaletasempanadas, madre mía, qué pinta. Me ha gustado la masa con leche y aceite, tiene que estar muy rica. Y el relleno me encanta. Para chuparse los dedos. Ummmm.....

    Un besito

    ResponderEliminar
  33. Hola!!

    Antes de nada felicidades por tu blog, me ha encantado y ya tienes una nueva seguidora.

    He comprobado que tu blog cumple con los requisitos del CÓDIGO DE COCINA HONRADA, casi 100 blogs de cocina ya lo tienen!

    Te dejo el enlace por si te interesa insertar este reconocimiento:

    http://www.cocina-casera.com/2011/12/codigo-de-cocina-honrada-para-blogs.html

    No olvides hacerme saber que los has insertado escribiendome a beacocinera@gmail.con la el nombre y la dirección de tu blog para UNIRTE AL LISTADO!

    Gracias por hacer una cocina honesta y original.

    ResponderEliminar
  34. Gracias por tu comentario, me alegro que te guste mi blog. Tu receta fantástica, y ya nos contará que tal ha terminado tu frigorífico.

    Bss

    ResponderEliminar
  35. Pero qué cosa tan rica y tan bonita!!. me ha encantado el enrejado que le has hecho, apetecen sólo con mirarlas. Eres una artista Carmen!!!. Besos guapa y a ver cuando quedamos. Un jueves a un aperitivo after work?.

    ResponderEliminar
  36. Espero que la nevera esté ya funcionando.
    La presentación es magnífica.

    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  37. Ay Carmen, perdona pero me ha entrado una risa! (eso porque has encontrado solución a tu problema) no sabes tú que yo, que vivo en un piso alquilado, estoy deseando hace meses que me pase lo mismo para que el dueño nos cambie la nevera jajajajaja...es que no me puedo comprar una y esta no me gusta nadaaaa...ay pero eso si, que si me pasa, no se si me atreva yo a ir a pedirle sitio a mi vecina de abajo...
    Ya en serio, espero que ya sea un recuerdo pasado y que todo esté resuelto...mientras nos quedamos con estas tartaletas divinas que nos traes hoy :)
    Un beso grande amiga!

    ResponderEliminar
  38. Lidia están preciosas!!!me encanta como te han quedado , las tengo que probar hacer así con el enrejado que has hecho.

    Las que he publicado no son las que voy a llevar , la acabo de hacer toda la bandeja del horno para que así no se coma tanta masa de empanada y la masa que he hecho es la que siempre hago yo con levadura fresca, espero que os guste.
    Ya queda poquito para vernos
    mil besosssss

    ResponderEliminar
  39. Carmen, estoy dando una vuelta por tu blog y todas las recetas me encantan, esta en concreto tiene una pintaca estupenda. Me encantan este tipo de platos y este te salió fenomenal. Me quedo por tu cocina, un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)