24.5.12

Sopas de ajo


Las “sopas” de ajo son un plato típico castellano para cuya preparación se utilizan, como ingredientes base, agua o caldo, pan duro, pimentón, ajo y aceite de oliva.

Se trata de una sopa de origen humilde.  Sometida a múltiples variantes, según recursos, gustos o regiones, hay quien le añade otros ingredientes, como huevo, chorizo, tocino de cerdo frito, jamón, pescado, berzas, cebolletas tiernas, etc.

Aprovechando la bajada de temperaturas que nos ha acompañado durante el fin de semana, el domingo me animé a preparar “las sopas de ajo en sartén” de Yolanda de Cocido de sopa.

Y es que ya se sabe que, con el frío, no hay nada más estimulante y apetecible que una sopa calentita.

Al menos eso es lo que pienso yo, que facilmente caigo rendida a los encantos de la cuchara que logran no sólo abrirme el apetito sino también los sentidos.  Aunque también hay serios detractores de las sopas (véase Mafalda, jeje) quienes no le dedicarían a este plato ni una triste y rápida mirada.

Si eres de los míos, te animaría a probar esta receta.  Deliciosa, sabrosa, económica, nutritiva y sorprendente. 

¿Qué más se puede pedir?


Necesitamos (para una sartén de 25 cms de diámetro - 4 personas)
  • 1 barra de pan duro cortada en láminas
  • 2 ajos laminados
  • 4 ajos machacados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 vaso de agua
  • 1 litro de caldo de ave
  • Sal

Preparación

Calentamos el aceite en la sartén y doramos los ajos laminados.

Añadimos el pimentón, removemos rápidamente (¡ojo! que no se queme) y agregamos un vaso de agua y los ajos machacados junto con un poco de sal.

Cuando el agua comience a hervir añadimos el pan y lo regamos con el caldo, cubriéndolo por completo.


Cocinamos a fuego fuerte durante cinco minutos, luego bajamos el calor al mínimo y dejamos que se cocine lentamente durante una hora - una hora y media

Comprobamos el punto de cocción de vez en cuando, separando los bordes con un tenedor y viendo cómo se va tostando la base poco a poco.

Terminamos de hacer las sopas en el horno (este paso no lo hace Yolanda pero yo pensé que, si mis sopas no se habían dorado por la parte superior después de hora y media de sartén, era la solución para secarlas sin extender mucho más el tiempo de cocción).

Encendemos el gril y colocamos la sartén en el horno, con la puerta abierta para que no se nos queme el asa.  Dejamos que se seque la parte superior, y se dore, durante unos 15 minutos.

Servimos bien caliente.

49 comentarios :

  1. Viva la agudez de ingenio, con pocos productos se elabora un plato alucinante, besos

    ResponderEliminar
  2. es que en Castilla pasamos mucho mucho frío en invierno, te lo digo yo, y una sopita viene ideal para entrar en calor.
    yo soy fan de la sopa, pero mi costi es el anti-sopa total. así que cada vez que toca comer sopa ya tenemos debate, jejeje.
    besazos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Es una sopa diferente, en sartén no la he hecho, siempre en la olla, te ha quedado con muy buen aspecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me guardé la de Yolanda y me guardo la tuya, pero ahora no, q estamos a 30 grados muertos de calor

    ResponderEliminar
  5. Yo nunca tomo sopas, pero es que esta versión tuya es más un pastel blandito con un sabor delicioso!!
    Me parece una versión genial

    ResponderEliminar
  6. Nunca las he probado en sartén, me animaré a hacerlo, que buena la sopa de ajo! en mi casa mi madre las hacía mucho.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Odio la sopa de ajo!! Sin embargo a mis dos hombres les encanta, así que la haré seguro. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me la guardo para cuando venga el frío,es que con este calor no me apetece, pero se ve muy muy rica...besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Nuria, porque ahora como que no pega mucho ¿verdad? Pero, chica, hace tres días estábamos mmuertos de frío y no sabes cómo nos sentó de bien comernos estas sopitas. Ya sabía yo que el tiempo me la iba a jugar el día de su publicación y que lo que hoy tenía que haber publicado era un helado, una ensalada o algo parecido peeeeero es que no he querido dejarla en el tintero. Por eso de que pudiera caer en el olvido y no ver la luz.

      Prometo publicar cosas más acordes con el tiempo a partir de ahora...jajaja

      Eliminar
  9. No he comido nunca, pero probaré de haerlas a ver que tal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. buenisima y plato de los de siempre¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. qué rico, yo no soy sopera pero esta sopastel, me encanta, bssss

    ResponderEliminar
  12. Me encantan y nunca las he hecho, así que con tu permiso me llevo tu receta

    ResponderEliminar
  13. Que explicación tan detallada, Carmen, imposible no acertar, me ha gustado mucho como lo has hecho y como no he probado nunca la sopa de ajo, síiiiiiiiiiii, aunque no te lo creas pero es que no soy muy de sopas, pero esta tiene una pinta distinta y me llevo la receta, me apetece mucho probarla.

    un besazo, guapísima y feliz día

    ResponderEliminar
  14. Tienen una pinta estupenda, a ver si las pruebo un día, hechas así en sartén.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. me encantan las sopas de ajo asi tambien tiene que estar muy buena y mas viniendo de Yolanda y de ti
    beso

    ResponderEliminar
  16. La sopa de ajo me encanta, sobre todo la que hace mi madre. No hay nada como ese plato para entonar el cuerpo con el frío.

    ResponderEliminar
  17. hay que rica esa sopita de ajo me encanta

    ResponderEliminar
  18. Yo soy sopera, sopera, y me gustan absolutamente todas. Pues fijaté que en casa de mi madre nunca se había hecho ni sopa de cebolla ni de ajo, y yo tenía una espinita clavada con estas dos. Este invierto por fin hice la de cebolla y la publiqué, me encantó y aún sigue pendiente la que pones hoy, pero sé que terminará cayendo tarde o temprano. Me gusta muchísimo como te ha quedado, porque no sabía que era de esas sopas poco soperas, es decir, con muuucho pan, como mi sopa de tomate. Ya te contaré cuando la haga.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Hum... Yo soy altamente sopera, y ésta entra en el concepto "sopas con tenedor", que son una delicia que en mi familia nos gusta mucho... He venido a robarte una receta de lionesas y me encuentro con esto, así da gusto venir a verte. Un besote.

    ResponderEliminar
  20. Acabo de descubrir tu blog y me encanta ya soy seguidora tuya y ademas he puesto un enlace a tu blog en el mio, si te kieres pasar me haria mucha ilusión! http://experimentando-enla-cocina.blogspot.com.es/ Besos!!

    ResponderEliminar
  21. Carmen, vaya sopa! Genial la explicación del uso del horno como alternativa para terminar de secarla. En mi casa, las sopas de ajo han sido siempre un clásico, pero eran muy caldosas y rojas, debido al pimentón (mi madre es de León, y ya se sabe lo que hay que hacer para combatir el frío). Esta receta tiene una pintaza, y seguro que la probare. Millón de gracias.

    ResponderEliminar
  22. A mi madre le encantan aunque aquí las tomamos con más caldo.
    Le prepararé las tuyas y que pruebe esta versión que ella es de cuchara aunque sea a 40º
    Besazos.

    ResponderEliminar
  23. Me encantan las sopas que llevan pan, mi mami las prepara así
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Yo sí soy de sopas Carmen, invierno y verano y mira que en Murcia cae a plomo, pero más templaditas y ya está.Nunca he probado yo esta sopita en sartén, hay que animarse que tiene una pinta bárbara y tanto Yolanda como tú sois unas cocineras magníficas!!!

    ResponderEliminar
  25. Nunca he hecho sopas de ajo pero sí recuerdo haber comprado una sopa de sobre así.. sobra decir que esta tiene que estar infinitamente mejor! la probaré..
    Un besito

    ResponderEliminar
  26. Siempre me ha parecido la sopa de ajo un plato de lujo y la tuya, no podía ser menos, se ve como tal.
    Igual mi hermana y tú sacaron la receta de las albódigas del mismo sitio, aunque tú eres una adolescente al lado de ella, je, je. Un besote, preciosa, de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  27. Qué gracia, justo ayer cenamos en mi casa sopa de ajo. Salió mi madre del hospital el martes y se empeñó en hacerla....ummmm, qué rica. Hacía tiempo que no la comía -la de mi madre- porque mi marido hace una con vino oloroso que quita el hipo y que tengo colgada en el blog. Esta tuya tiene un aspecto magnífico....es que hay sopas de ajo por cada persona que las hace.
    Un beso muy fuerte, Carmen.....que os tengo abandonados.
    La cocina de Mar
    http://www.la-cocina-de-mar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. Nunca he probado nada parecido, la verdad. Tiene muy buena pinta. Habrá que animarse ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Carmen que rica, esta sopa y la de cebolla que también es fácil y económica las preparo con frecuencia porque en casa nos encantan, no todo tienen que ser recetas en las que utilicemos ingredientes innombrables.... Magnífica fotografía.
    Besos querida.

    ResponderEliminar
  30. Fíjate que no soy mucho de sopas, salvo contadas excepciones y esta va a ser una de ellas!! Qué envidia que pudieras disfrutar de ella con el día fresquito, aquí estamos asados literalmente!!!
    Me gusta como te ha quedado, me la llevo para cuando el tiempo acompañe!!!
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  31. Una vez probé de hacerla y me quedó muy fuerte, probaré la tuya.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Muy original esta sopa yo las dejos con mas caldo pero asi tiene que estar buenas también besos

    ResponderEliminar
  33. La primera vez que probé una sopa de ajo fue por mi padre, manchego de nacimiento, y mi cara debió ser un poema pues no me ofreció más, jajajaja, yo era muy pequeña y normalmente me gustaba todo lo que a él le gustaba pero la sopa de ajo, pues no, al crecer, también crecen los gustos y volví a probar, y sí me comí un platito muy gustosa, me lo has recordado, gracias guapa. Un besito

    ResponderEliminar
  34. Yo no soy muy de sopas, pero a mi marido le tiene que encantar, así que me la apunto y le doy la sorpresa.
    Gracias por compartirla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. en mi casa no somos de comer recetas que lleven ajo,aunque tengo que decir que la pinta es muy buena
    un abrazo,belen

    ResponderEliminar
  36. Carmen, no me quieras tan mal que en Madrid igual hace frio pero en Barcelona en toda la semana hemos bajado de 25 y hoy cuando he ido a buscar a la niña a la guarde el coche marcaba 39º...Así que algún heladito ¿vale?

    En cuanto a la receta casi que la comento en invierno jajajaja. Pero viniendo de la "Opositora" seguro que está muy buena.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, esta receta aproveché para hacerla el domingo que hacía bastante fresquete. Desde entonces el termómetro ha subido, al menos, 20 grados de media. Estamos acaloraditos y con más ganas de helado que de sopas. Ya sabía yo que era publicar la receta y volver los calores, pero la "opositora" (como tú la llamas) no se merecía que tuviera su receta esperando al próximo otoño/invierno...

      Eliminar
  37. Nunca he probado las sopas de ajo, pero tampoco conocía nada sobre ellas. Creía que era una sopa normal pero ya veo que se queda tipo "pastel", y digo yo... hay que tener buen estómago par esto noo?? que seguro que te entran los calores después de comerla =)
    Un besote reina

    ResponderEliminar
  38. A pesar de ser madrileña desconozco totalmente la gastronomía castellana. Me ha gustado mucho leer sobre estas sopas de ajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. HOla
    en mi familia se toman mucho son un clásico, aunque yo no las hago nunca, pero así espesitas me tientan con estas bajadas y subidas de temperatura para templarnos un poco, me gustan Carmencita
    besos

    ResponderEliminar
  40. ¡Hola guapetona!

    Menuda puntualidad la mía. La primera en avisar, y si me descuido ni llego, je je. Bueno, espero que me perdones; seguro que lo harás. Ya sabes el motivo, y hoy lo he hecho público en mi blog.

    Pero bueno, pasemos a la excusa por la que estoy aquí: por las sopas de ajo. No veas lo contenta que se puso mi madre cuando le dije que una amiga bloguera se había animado a hacerlas. Y es que cuando una receta es tuya, muy tuya, que alguien se anime a hacerla, le enorgullece. Y éso es lo que le ha pasado a ella.

    Y te han quedado muy bien. Imagino que el hecho de que tuvieras que secarlas en el horno puede deberse al tipo de pan. No es lo mismo la miga densa de un pan candeal que la más abierta y esponjosa de un pan de barra cotidiano. Y de lo que más me alegro es de que os gustara, que de eso se trataba.

    Un beso grande. Y mil gracias por hacerla. Me pusiste el corazón contento.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdonada, of course! No he leído lo que has publicado en tu blog pero imagino que tiene que ver con la falta de tiempo, etc...¿me equivoco?

      Me alegra enormemente que a tu madre le haya hecho ilusión. Entiendo su alegría. Para mí ha sido un orgullo poder elaborar "su" receta que, ojito, volverá a caer. Y la próxima vez con el pan adecuado para que se seque como debe de ser.

      Ay, ya lo estoy deseando !!!

      Eliminar
  41. Aunque no todas las sopas me gustan, hay algunas que me vuelven loca como la del cocido, la castellana y por supuesto las sopas de ajo. No me hago mucho a la idea de esta, porque parece mas una tortilla, pero será cuestión de probar.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la recomiendo profundamente. Es contundente y sabrosa...lo dejas mejor para el otoño ???

      Eliminar
  42. Ya cuando las hizo Yolanda me quedé ojiplática! Nunca he comido sopas de esta manera, tengo que intentar hacerlas porque la pintaza que tienen, mi Carmen, son para salir corriendo a la cocina a prepararlas...
    Como ves me estoy poniendo al día con la de maravillas que has publicado...te dejo y sigo...
    Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo ya, menudo atracón a comentar te estás dando hoy. Me alegra que te gusten estas sopas. Son muy ricas. No me han quedado como las de Yolanda así que tendré que seguir intentándolo. Bss :)

      Eliminar
  43. En invierno preparo a menudo sopa de ajo, me encanta, pero nunca la había hecho así. Anotada para probarla.

    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)