28.5.12

Tentaciones de almendra y fresa



Con un mes de regalo en cuanto a la presentación de una receta para el reto mensual de Film and Food, por fin llega el día de publicación.

Y es que, aunque este reto corresponde al mes de abril, Alba e Ingrid nos han concedido unas semanas extra que yo, personalmente, agradezco muchísimo ya que estas últimas semanas he contado con menos tiempo libre del normal, he ido con prisas a todos sitios y llegado tan sólo a lo imprescindible en cuanto al blog se refiere.

Los retos de Film and Food me resultan entrañables, divertidos, amenos...y me hubiera dado una lástima tremenda no haber podido participar por falta de tiempo.  Por eso, chicas, quiero daros las gracias por este mes de tregua que me ha venido de perlas :)

Bueno, y dicho esto, vamos al reto.  ¿Os parece?.

Este mes Alba e Ingrid nos retan a preparar un dulce.

Mmmmmmmmmm

Qué bien empieza la cosa...y ¡todavía se pone mejor!

La elección del dulce es libre (yupieeeee) con tan sólo una condición.  Y es que tiene que ser individual, un dulce en tamaño reducido.

Mi propuesta para el reto, bautizada como "tentaciones de almendra y fresa", no mide más de 2 cms de diámetro.  Es tan pequeña y deliciosa de ver como lo es de comer.

¿Gustas?


Necesitamos (para unas 25-30 "tentaciones")
  • 1 clara de huevo a temperatura ambiente
  • 75 grs de azúcar glas
  • 35 grs de almendras molidas
  • Colorante alimenticio de color rosa
  • Mermelada de fresa


Preparación

Montamos la clara a punto de nieve en un recipiente limpio y sin restos de grasa ni humedad.

Cuando empiece a formar picos, añadimos el azúcar en 4 tandas, batiendo después de cada una hasta su total incorporación.  Con la última tanda añadimos el colorante y batimos hasta obtener un color uniforme.

Por último añadimos la almendra molida.

Metemos la masa en una manga pastelera con una boquilla redonda lisa y extendemos pequeñas porciones de la misma sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.


Debe de haber suficiente espacio entre porciones para evitar que se peguen durante el horneado ya que crecerán levemente en el horno.

Dejamos reposar la masa hasta que se seque la superficie y se forme una película protectora.  Yo esperé unas 2 1/2 horas pero no pasará nada si esperas más tiempo.  Metí la bandeja en el horno para evitar que se ensuciara la masa ya que, estos días con el calor, las ventanas están abiertas, entra polvo e insectos en la casa, etc...¡más vale prevenir!

Horneamos a 140 ºC (arriba y abajo, horno tradicional), colocando la bandeja en la parte inferior-centro del horno, durante 10-12 minutos.

Vigilamos de vez en cuando para asegurarnos que no se empiezan a dorar antes de tiempo ya que estropearía el  color rosa que queremos conseguir.


Apagamos el horno, abrimos la puerta y dejamos templar durante unos minutos antes de sacar la bandeja y esperar a que se enfríen del todo.

Una vez fríos, los retiramos del papel vegetal despegando con cuidado.

Tomamos dos piezas del mismo tamaño y los pegamos con un pegote de mermelada de fresa.

Los conservamos en la nevera, dentro de un recipiente de metal, hasta el momento consumirlos.



95 comentarios :

  1. mira que eres chulica eh!!! pues no llega la madrileña y le cambia el nombre a los macarons, jajaja, ole, ole, ole. Te han quedado genial ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Paula, es verdad que los madrileños tenemos fama de chulos...jajaja. Pero juro y perjuro que no los he llamado macarons porque el nombre les viene grande. Estos son "algo parecido" en versión rústica. Igual de ricos, eso si !!!

      Bss

      Eliminar
  2. Maravillosos Carmen, preciosos, yo me dejo tentar...Y con una tantación no tengo bastante, media bandejita sería suficiente, qué buenos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que, al ser tamaño mini, te dejan con ganas de más y comer uno sólo no es suficiente...una tentación...de ahí el nombrecito. Jajaja.

      Bss

      Eliminar
  3. jajajaj Carmen, macaronsssssssssssssssss, que ricos.bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyoyoyoyoy...yo los dejaría en "tentaciones" porque son más rústicos y menos sofisticados. Llamarlos macarons es elevarlos a otro nivel pero se agradece enormemente el piropo.

      Bss

      Eliminar
  4. Son preciosas estas tentaciones, no creo que alguien que esté a menos de 20 metros pudiera resistirse a coger una (quien dice una dice cinco jaja)!! :D
    besitos!!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias por tu comentario. Es cierto que tienen algo de magnetismo que atrae y que, como los pruebes, no paras en el primero. No aptos para operaciones bikini. Avisados !!!

      Eliminar
  5. En esta ocasión no he llegado. Estos dos meses han sido de un no parar tremendo. De todos modos, disfrutaré con todas vuestras recetitas.

    Un besín,

    Lore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay meses que se nos complican y resulta imposible sacar tiempo para este tipo de cosas. Disfruta de las aportaciones de los demás y...el més que viene atacas de nuevo.

      Bss

      Eliminar
  6. Hala! queda mejor delicias que macarons, mi madre sigue sin entender que la gente llame "macarrones" a los pasteles;;))
    Preciosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, a mí me gusta más: delicias, tentaciones o lo que se tercie. Pero algo más nuestro. Lo de macarons me resulta extraño por no decir difícil. Aunque, los llamemos como los llamemos, están bien ricos.

      Bss

      Eliminar
  7. Me encanta la sencillez con que nos has presentado estos macarons sin darte ninguna importancia y sin decir lo difíciles que son de hacer...además, es que te han quedado preciosos!
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lolah, cielo, si es que mi intención no ha sido nunca la de hacer macarons. De hecho, la receta no es exactamente la de los macarons porque no se tamiza la almendra. Sin embargo el resultado es parecidísimo aunque más rústico.

      Me lo he pasado pipa haciéndolos.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  8. Pero qué maravillosos, tiernos, dulces... Son tan bonitos y delicados que me daría pena comerlos. ¡Están perfectos! Yo solo he intentado hacer macarons en una ocasión y me salieron horrorosos. No quiero ni imaginar la pericia que hay que tener para hacerlos tan pequeños. <3<3<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Yo creo que salieron bien porque no me planteé esta receta como unos macarons. De haberlo hecho es posible que, con los nervios, me hubieran salidos unos churros en vez de estos bocaditos.

      Bss y hasta pronto :)

      Eliminar
  9. tremendos estas tentaciones rosas de almendras version Carmen
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, tu te pones con ello y los bordas SEGURO. Ahí lo dejo...

      Un abrazo :)

      Eliminar
  10. Que buena pinta de tentaciones! Seguro que comes una y no puedes parar! me encantan! Me gusta mucho tu blog! Y vaya joya de recetario!!!! Me quedo por aqui!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí y bienvenida :) Espero que disfrutes del paseo por mi blog !!!

      Eliminar
  11. Desde luego que son auténticas tentaciones!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ahí el nombre, que creo que les va como anillo al dedo ¿verdad? Jajaja

      Eliminar
  12. Tienen que estar buenísimos, pero lo que mas me gusta es el color rosa chicle tan bonito que has conseguido. Es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias al colorante en pasta de color rosa de Wilton. Es un auténtico dulce cómo queda de tonalidad. Quedan de un decorativo...

      Eliminar
  13. te han quedado estupendas, una tentación en toda regla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, viniendo de tí esto es todo un cumplido.

      Bss

      Eliminar
  14. ¡¡¡pero que es esto tan rico!! no son tentaciones son delicias, preciosa presentación y seguro que riquísimas
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hice ayer por la mañana y los últimos cayeron como postre del postre (como dicen mis hijos) de la cena. Y eso controlando que mis hijos no se dieran un atracón...si por ellos hubiera sido habrían desaparecido en un pis pas !!!

      Eliminar
  15. Pero que rica tentación!!!!
    Mira que con los macarons no me atrevo, pero así con otro nombre y probado por ti, igual me animo, porque de verdad provoca darle un mordisco!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, sin pensarlo que es lo mejor. Porque como te pongas a pensar que estás preparando macarons entonces estás perdida...jajaja.

      Eliminar
  16. Que preciosidad de color rosa, me encantan y que ricos estos macarons.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, en tamaño mini, se comen como si fueran pipas. Difícil controlarse !!!

      Eliminar
  17. Me ocurre lo mismo que a ti, no llegué a tiempo, aunque pensándolo bien hubiera servido mi receta de lazos. Me despisté. Tu aportación de matrícula. Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, estoy de acuerdo contigo. Todavía llegas a tiempo. Anímate y los presentas !!!

      Eliminar
  18. Tienen un aspecto delicioso, no me extraña el nombre porque tienen que estar de vicio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, mejor expresado imposible, "de vicio". Menos mal que ya no queda ninguno que si no...adiós operación bikini, jajaja.

      Eliminar
  19. Son como macarons, pero sin el relleno, solo un poquito de mermelada. Se ven deliciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana. La mermelada es casera pero no tengo la receta en el blog. Cuando la haga de nuevo, que caerá, ya me encargaré de colgarla. Besines :)

      Eliminar
  20. Que bien titulado este picoteo... muy tentadores con ese delicado color rosa, y con una medida que es imposible no caer en la tentación de comer más de uno.. Me encantan!! besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nombre se lo puse por mi padre que, a pesar de no ser nada goloso, no pudo resistir la "tentación" de zamparse unos cuantos con el café de después de comer !!!

      Eliminar
  21. estan estupendos y deben saber mejor

    ResponderEliminar
  22. Has acertado con el nombre , tienen un aspecto realmente tentador, ese color y ese apariencia tan etérea los hace irresistibles.
    No me ha dado tiempo de ver mucho de tu blog, pero lo que vi me gustó, así que me quedo a echar un vistazo.
    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Milia, espero que con el tiempo lo llegues a conocer un poquito más. Hay días que vamos volados y no tenemos tiempo para mucho más que un comentario ¿verdad? Ay si yo te contara...

      Eliminar
  23. Niña son macarons de pies a cabeza los veo divinos!!! y muy tentadores que me encantan!!!!! besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, me levantas el ánimo con tu comentario. Bss.

      Eliminar
  24. Pero bueno, mira ella que bien le salen las tentaciones, si es la primera vez que las haces guapa, están geniales, a mi me salieron a la tercera y porque pasaba del tema, y no me fijé en puntos y comas, jajajaja
    A Sergi le encantan de chocolate, el viernes tenemos merienda con los papis de su clase y adivina de que sabor los quiere? ;)
    Felicidades guapa, tus tentaciones son divinas, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty, te veo montando claras en breve...ánimo y paciencia !!!

      Eliminar
  25. Un bocado delicioso.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmm y qué razón tienes. Gracias Neus.

      Eliminar
  26. Esas tentaciones se ven muy pero que muy ricas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo se ven, también lo estaban...en pasado...jajaja. Me alegra que te gusten :)

      Eliminar
  27. Respuestas
    1. Gracias Dolores, son de un rosa "mariposa" completamente empalagoso ¿verdad?

      Eliminar
  28. buenisimos! y si son la primera vez, cuanto mjor q un macaron te quedaron! con un pie fantastico! mini macarons! una tentacion!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Juliana, si mi intención no era la de hacer macarons porque de donde saqué la inspiración no los llamaba así. Pero mira que todos coincidís y es que, es cierto, son muy parecidos. A ver si el día que me ponga en serio con los macarons me salen igual !!!

      Bss

      Eliminar
  29. Carmen guapa, como siempre un acierto de receta, no me canso de decirte que tienen unas manos maravillosas para todo lo que haces, te han quedado de premio. Un besico amiga
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, por Dios, que me digas tú esto es un orgullo. Me sacas los colores.

      Bss

      Eliminar
  30. Carmen, por fin te has atrevido con los macarons y ha merecido la pena!!
    Llegaré tarde pero ya me hubiera gustado probar algún bocadito!!!

    A ver si ya tienes más tiempo para relajarte y no tener que hacer todo corriendo.
    Al fin y al cabo, es con el tiempo libre que vivimos de verdad.

    Un besito!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, tienes razón. A ver si freno un poco mi ritmo de vida y me relajo para poder disfrutar al 100% de todo lo que tengo (que no es poco).

      Bss

      Eliminar
  31. Carmen en unos días es el cumpleaños de mi sobrina, y no dudes que llevaré una bandeja de estas tentaciones, no se resistirá ni el gato....
    Me has impresionado con tu "capricho", como siempre.
    Besitos y feliz semana querida Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toñi, me encantará saber qué tal te salen y si gustan a tu sobrina. Pásate por aquí a contárnoslo si puedes.

      Bss

      Eliminar
  32. La verdad es que no me he atrevido con este tipo de dulces. A mí me parece que te han quedado genial ;-) Ese color rosa tan mono....
    Un beso grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi consejo es que te lances y que no lo pienses. Yo creo que es psicológico y que la mala fama sobre la dificultad en su elaboración nos condiciona a la hora de prepararlos. Les deben de llegar las malas vibraciones y no suben o se resquebrajan o se queman...jajaja.

      Eliminar
  33. Qué auténtica delicia!!! Esta reecta me ha llamado mucho la atención. La haré seguro, aunque no sé cuándo. Tengo tantas pendientes...Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Olga, así andamos todos ¿verdad? No importa cuando sea que la hagas, puede esperar seguro. Lo importante es que un día te animes. Ya verás qué delicia.
      Bss

      Eliminar
  34. Si que son una tentación Carmen, pero de las gordas!!!! te felicito por la magnífica receta, una delicia y superelegantes! que color mas divino, es que me gusta todo!
    Ya he publicado mi aportación al reto gracias a ti y por ti.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, un placer tenerte por aquí. Que me piropees de esta manera me levanta la autoestima. Así que me voy a dormir no vaya a ser que me lo crea, jejeje.
      Bss

      Eliminar
  35. Que ricos te han quedado me llevo media docena, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues llegas tarde cielo...no queda ni uno, jajaja !!!

      Volaron !!!

      Eliminar
  36. Que bonitos, se parecen mucho a los macarons....me encanta el colorcito rosa :)

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son como muy Barbie ¿verdad? De chica total. Pero lo mejor, el sabor. Deliciosos.

      Bss

      Eliminar
  37. Carmennnn! Pero si son como mini-macarons! Ya me he leído todos los comentarios y todo jejeje, (y eso que de tiempo voy mucho peor) y sé que prefieres no llamarlos así! Pero es que estoy maravillada!!! Si hasta pie han hecho! No sé cómo es la textura de tus tentaciones, pero son divinas! La de recetas que he hecho para obtener algo decente...ya creo que el truco es no estresarse y hacerlos sin pensarlo demasiado jejejeje...
    Muchos besos mi reina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosi, hermosa, la textura es crujiente por fuera y ligeramente húmeda por dentro. Como la de los macarons que, por mucho que me resista a llamarlos así, al final voy a terminar cambiando el nombre. Jajaja.

      Bss

      Eliminar
  38. En ocasiones veo mini-delicias-macaronianas y aquí las tengo para pegarles un buen mordisco...o varios. Fantásticos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gacias Laura, me alegra mucho que te gusten. Viniendo de tí es un gran piropo.
      Bss

      Eliminar
  39. Carmen menuda delicia, besitosss

    ResponderEliminar
  40. re han quedado geniales,y laexplicación me ha encantado.
    muchisimas gracias.
    un abrazo marga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marga, estaban muy ricos.

      Eliminar
  41. Carmen bonita, el coco lo compro ya rallado, imagino que el natural rallado tiene que estar buenísimo, mucho mejor, pero me tiro a lo cómodo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toñi, preguntaba porque no recuerdo haberlo visto rallado sino molido. Tendré que mirar mejor la próxima vez que vaya a hacer la compra :)

      Eliminar
  42. Me convence muchísimo este tamaño para los macarons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen un peligro porque como son pequeños empiezas y no paras...

      Eliminar
  43. es como los macarons no?? me encantannnnnnnnnnnnnn que bonitos, yo nunca me entero de los retos jaja, me llevo un par de tentaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii pero en versión mini y menos "fisnos". Esta es la versión rústica de andar por casa. Jajaja.

      Eliminar
  44. Que ricos!!!!!!!! me encantan.......... y que miedo me dan los macarons...........besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A tí? Pero si eres una maestra de la cocina. Lánzate que ya verás como no es para tanto. Bss.

      Eliminar
  45. Pues estoy con Paula, mirala ella que chula cambiando el nombre a los macarons, jajajaja, me parece que adopto el nombre y los franceses que se busquen otro. jajaja. Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, "asín" somos los de Madrid. Más chulos que un ocho, jajaja.

      Eliminar
  46. Carmen: En respuesta a tu comentario en mi ensalada de ahumados.
    Mi compra del super está condicionada por varias razones. Vivo algo aislada, en una zona residencial, hasta para comprar un pan necesito coger el coche. Es cierto, que los supermercados "algo" cercanos me traen la compra a casa; pero, justamente en ellos no consigo todo lo que quiero. No me caso con ninguno. Cuando me acerco más al centro, dependiendo del super al que vaya , compro esto de aquí, aquello de allá, etc. Ya he comentado en alguna ocasión que los amigos dicen que mi despensa parece el super del C. I. En resumidas cuentas, siempre cuento en casa con una variedad de productos para cuando me da "la venada" de hacer algo. Claro está que el control que hay que tener de ellos es grande para que no te caduquen.
    De los congeladores mejor no hacer comentarios, a a tope. Por cierto, ahora están "de marea baja" porque de vez en cuando hago borrón y cuenta nueva y gasto todo lo congelado. Ya comenté en alguna entrada de congelación lo referente a la agenda del congelador. Es fundamental para saber de lo que dispones y no llevarte ninguna sorpresa.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oli, mil gracias por tu comentario. Siempre tan explicativa. Eres única !!!

      Eliminar
  47. Hola Carmen!! Estoy impactada con tu arte repostero, son una verdadera tentación estos pastelitos de almendra, tendré que ponerme a ello algún día, mi madre hacía todas estas cosillas en versión miniaturas, pero yo soy más de las tartas, pero tu me estás inspirando a intentarlos! besitos

    ResponderEliminar
  48. Y la tentación se pintó de color de rosa... ;-)
    Tienen que estar realmente deliciosas y así, en pequeños bocados resultan aún más irresistibles.
    Me encanta la presentación y las fotos, ese primer plano de la bandeja de horno me ha cautivado.

    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  49. Unas tentaciones deliciosas, se tienen que deshacer en la boca.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)