18.6.12

Falafel




Recuerdo perfectamente la primera vez que comí falafel.  Como si hubiera sido ayer.

Fue una tarde de finales de primavera, en Inglaterra, durante una barbacoa de despedida con los amigos de la universidad.  Algunos de nosotros ya habíamos completado nuestros estudios y estábamos a punto de regresar a nuestros respectivos países.  Menudo grupo más variopinto de amigos.  Parecíamos la ONU: griegos, ingleses, irlandeses, italianos, noruegos y españoles.  Cada uno de su padre y de su madre, de educaciones distintas, religiones diferentes, costumbres dispares...y, sin embargo, qué bien conectamos todos y cómo congeniamos :)

Siento una nostalgia profunda cuando pienso en el tiempo que pasé allí como estudiante.

Aprendí mucho de todo.

El inglés, que fue la principal razón de mi estancia en Inglaterra, pasó a ocupar un segundo plano según avanzaron los meses.  Vivir fuera de mi entorno me obligó a madurar con una rapidez increíble, me abrió la mente, me hizo más tolerante y supuso una experiencia de lo más gratificante.

Hoy por hoy pienso que me encantaría poder ofrecer a mis hijos la oportunidad de estudiar fuera de España durante un tiempo.  Creo, profundamente, que es algo que todos deberíamos experimentar.

Y dicho todo esto (que me enrollo como las persianas), una de las cosas que aprendí fue sobre gastronomía de otros países.  Con la variedad de nacionalidades que formaba mi grupo de amigos, pues podréis imaginar que probé numerosos platos nuevos.  Uno de ellos fue el falafel.  No necesité más de un bocado para caer rendida a sus encantos.

Desde entonces lo he comido en muchas ocasiones pero nunca me había animado a prepararlo.  Y no entiendo el porqué..¡con lo que me gusta!

Esto pensé hace unos días y puse remedio al tema.

El resultado...a la vista está.  Y la receta...a continuación.


Necesitamos (para 20 falafel)
  • 400 grs de garbanzos cocidos (un bote grande - peso escurrido)
  • 1/2 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de comino molido
  • 50 grs de harina de trigo + 1 cucharada (para rebozar)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Sal y pimienta
  • Aceite vegetal para freír

Preparación

Colocamos la cebolla y el ajo en el vaso de la picadora y picamos finamente.  Añadimos el resto de ingredientes y picamos nuevamente hasta obtener una masa uniforme.  Salpimentamos al gusto.

Dejamos reposar la mezcla en la nevera durante una hora.

Formamos bolitas del tamaño de una nuez.

Colocamos la cucharada de harina en un vaso pequeño y pasamos por el las bolitas, asegurándonos de cubrir toda la superficie con harina.

Aplastamos ligeramente las bolitas con la palma de la mano y las freímos en abundante aceite a fuego medio hasta que estén doradas por los dos lados.


Los podemos servir dentro de pan de pita junto con lechuga, tomate y salsa de yogur griego (ajo y cilantro) o tzatziki.

De cualquier manera están deliciosos.

32 comentarios :

  1. Qué buena pinta Carmen, me gustaría probarlos,esa combinación llama mucho mi atención.
    Me ha ayudado mucho leer tus palabras tan positivas, creo que tienes toda la razón, salir al extranjero te abre la mente y te hace madurar y ser más tolerante.Mi niña se ha ido el sábado y aunque sé todo eso, siento un enorme vacío y un nudo en el estómago que me acompaña haga lo que haga, ainnns!!!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gusta mucho el falafel, con esa consistencia crujiente y de sabor tan mediterráneo. Te han quedado perfectos :)
    Bueno, tú ya sabes que yo también soy partidaria de pasar tiempo fuera. No hay cosa que nos enriquezca más y todos deberían tener esa experiencia.
    Tienes contacto con todos aquellos amigos?
    Un beso y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  3. Carmen ¡Que casualidad! Ayer las he preparado yo. Las tengo pendientes de publicar. Yo la primera vez las probé en Jordania.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Carmen, receta que te veo, receta que quiero. El falafel me encanta, cuando estuve en Egipto me podría haber alimentado de falafel y de los magnificos dulces arabes. Así que aunque ya tenga varias me llevo tambien la tuya, que me ha parecido riquísima.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  5. cada vez q veo esta receta me entran ganas de hacerla pero luego nunca me pongo con ella... asi q a ver si ya de una vez la hago.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. No conocía esta plato y con lo que me gustan los garbanzos!!! Gracias por compartir la receta y tus experiencia como estudiante, al igual que Mary me siento con un vacío tremendo porque mi hija hace sus estudios en otra ciudad de mi país Chile, aunque está en el mismo país a mi me parece que se fue al lado opuesto del mundo. Quizás conoscas Chile o al menos has visto su mapa, es larguísimo!!! por lo tanto tenemos, mi hija y nuestra familia, casi mil kmts de distancia!!! Tal como tú dices, aprenderá por sobre todas las cosas a abrir sus alitas...
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Que bien que te han quedado! Es un plato que tengo pendiente y tu receta me parece favulosa, la utilizaré, gracias! Besos

    ResponderEliminar
  8. me encanta cualquier preparacion con garbanzos, hummus, cocido, lo que sea...desde luego lo haré y gracias por la receta. Carmen, estoy absolutamente de acuerdo contigo en tu exposición, cuando se anda por el mundo además del idioma la experiencia que se adquiere es importantísima, bsss

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias por tu receta! Siempre me han gustado pero nunca había pensado preparlos en casa, pero creo que ya ha llegado el momento! :)
    Estoy empezando en la cocina virtual, pero me encanta! Me quedo por la tuya! :)
    Un saludo,
    Belén

    ResponderEliminar
  10. Que buenos recuerdos, podemos ser culturalmente diferentes pero la gastronomía nos une, yo también soy de la opinión de que hay que "vivir" un tiempo fuera, aunque yo no pude hacerlo me gustaría que mis hijos lo hicieran, una experiencia enriquecedora sin duda. Y la receta, me encanta, acompañando una ensalada y con una copa de vino rosado o una caña, mediterránemente! un besito

    ResponderEliminar
  11. Yo nunca los he probado por eso que hay que hacerlo...Gracias por esta receta!!
    Un besazo
    http://cocinandoconanni.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo con la experiencia y con la receta. Envié a mi hijo por vez primera con diez años, hoy con 35 trabaja y vive en Inglaterra. Con las nuevas tecnologías es como si viviera a una manzana. Viber, WhatsApp, Skype... y además jugamos a Apalabrados. Alguna noche cenamos juntos, figúrate. Además ahora tengo una disculpa para darme un paseíto por allí, de vez en cuando.En cuanto a la receta, a mi personalmente, me vuelve loca. La primera vez que la probé, hace algunos años, aluciné. A ti te ha quedado genial. Yo también uso esos acompañamientos. Un besote de Oli e ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  13. Me encanta!!!! amiga, te estás ganando que me mude a tu casa ;)
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  14. Me gusta todo lo que lleva, acabo de sacar lentejas del congelador, el próximo día sacaré garbanzos y probaremos estas bolitas tan ricas!!! bss

    ResponderEliminar
  15. No hay helado????
    pues me voy!!!! :P

    ResponderEliminar
  16. veeeenga, me quedo...pero solo porque adoro el falafel! jijiji!!! y a mi i también la adoro!!!:)
    pues tienes razón en lo de que pasar una temporada fuera de casa enriquece, y es algo que también quisiera ofrecer algún día mis hijas...por eso tu nos has salido tan interesante y abierta!!!:)
    me encana tu receta..solo veo las fotos y pienso en hacer (y eso que ya comí hace un par de días).
    sabes? yo cambio los garbanzos. En vez de hacerlo con los de bote, lo hago con los congelados que están más enteros..si un día te apetece cambiar haz la prueba :)
    mil besos y el miércoles vengo!!!!!!! sin falta!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Ay, Carmen, tú te pones nostálgica por el tiempo que pasaste fuera y yo por las lágrimas que derramé para que me dejaran ir, pero no había medios y fue una experiencia que me perdí. Ahora veo a mis sobrinas y sobrinos y estoy de acuerdo contigo en que es una experiencia que les enriquece y les hace crecer.
    El falafel, pues yo, ni lo he cocinado ni lo he probado. Tendré que ponerle remedio
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta Carmen, el falafel y el que hayas podido disfrutar de esa época de estudios en Londres. Yo estoy contigo, TODOS deberíamos ir a otros países para conocer diferentes culturas y enriquecernos de ellas. Ay! si tuviera 15 años.......... Besos guapa

    ResponderEliminar
  19. Rico y encima fácil de hacer. Hay que probarlo que todavía no lo he hecho.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. facil ,bueno y muy nutritivo
    beso

    ResponderEliminar
  21. Me gusta el falafel, te ha quedado muy rico.. Bss

    ResponderEliminar
  22. Lo bueno que está el falafel y a ti te ha quedado muy bonito, unas bolitas perfectas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué casualidad! ¡Me pasó algo muy parecido!
    Probé los falafels por primera vez de Sevilla en un Encuentro de Alternativas en mi año de Erasmus, mira tú por dónde... :-)
    Me encantan, probaré tu receta sin duda, por yo tampoco me he animado a hacerlos aunque me gusten muchísimo.
    Y sobre los estudios fuera... ¿qué te voy a contar que no sepas, eh?
    Lo dicho, fantástica receta, a mí también me has traído muy buenos recuerdos... ;-)
    ¡Un beso, Carmen!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  24. Que rico Carmen!! yo preparé hace un tiempo unas hamburguesas vegetales de garbanzos, y podrian ser muy parecedas a estos falafel que nos propones... me copio la receta que todo lo que sea 100% vegetal, me encanta!! besos,

    ResponderEliminar
  25. Que nostalgia te han entrado Carmen, se mastica en tus palabras, se nota que fue una experiencia inolvidable.
    Hablando de la receta, nunca he probado estas bolitas, tienen muy buena pinta y los ingredientes me gustan.
    Si me animo ya te cuento.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  26. Qué razón tienes... mi tiempo de vivencias en Grecia e Italia fueron dos de los "hits" de mi vida. Aprendí muchísimo, y qué feliz fui...
    Tienes toda la razón con los niños. El peque acaba de cumplir 6, pero cuando tenga edad pa´lla que se va!
    Me encantan los falafel ;)

    ResponderEliminar
  27. Carmen guapa, con el encanto que tu eres es normal que te llevaras bien con todos tus compañeros sea del pais que fueran,y dicho esto, te dire que no conocia esta receta, pero que me ha encantado la pinta que tiene, y tomo nota de ella. Un beso enorme amiga
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. gracias por la receta, los probé en granada y no sabia como se hacian! gracias!
    http://gastronomiaubeda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  29. Nunca los he hecho, pero me encanta! Gracias por la receta.
    Besos
    Mónica

    ResponderEliminar
  30. No los he probado nunca, pero parecen sencillos de hacer y seguro que muy ricos.
    Me das envidia sana con tu experiencia fuera, es algo que me hubiese gustado hacer.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  31. HOla
    jajaja ¿ en serio que no has publicado ninguna?Con el juego que dan y nos olvidamos de ellas.Me gusta el colorido y el sabor, así que pon más que te salen muy ricas
    besos

    ResponderEliminar
  32. Guardaré la receta como oro en paño, ¡eso si! para después del verano, jajaja. ¡Por cierto! estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de estudiar fuera. Yo no lo hice y es una de las pocas cosas que me arrepiento. Por suerte, en mi empresa pagan todos los gastos a nuestros hijos, sólo espero que cuando mi niño tenga la edad no me diga que no quiere ir, como le ha pasado a otros compañeros.

    Un besito

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)