5.7.12

Tarta de cumpleaños para Anna



Un día como hoy, hace 11 años, nació Anna.  Llegó una noche de verano, calurosa y tranquila.  Como un torbellino y con una fuerza impresionante, irrumpió en nuestras vidas y se instaló en nuestros corazones para quedarse.  Para siempre.

Nos tuvo en vela durante el embarazo.  No sabíamos si ese bebé que cómodamente crecía en mi seno era una niña o un niño.  No lo supimos hasta su nacimiento y la verdad es que nos daba igual, sólo nos importaba tener un bebé sano.  Y así ocurrió.

Recordar aquellos momentos me llena de alegría y emoción.  No es para menos.  El nacimiento de un hijo es el momento más mágico que he vivido hasta ahora y no creo que ninguna otra experiencia pueda superarlo.  Seguro que las madres que me leéis estáis de acuerdo conmigo ¿no?

Para celebrar aquel momento tan especial, la semana pasada organizamos su fiesta de cumpleaños en casa con una tarde de amigos en la piscina.  Anna escogió muy bien el día, coincidiendo con el final del curso y el cierre de los colegios.  Esta fiesta marcaba el comienzo de sus vacaciones de verano y le daba la oportunidad de disfrutar de la compañía de sus mejores amigos y amigas dándose unos chapuzones.

Como a casi todos los niños, a Anna le encantan las tartas.  Sobre todo si son para ella y están adaptadas a su gusto.  Como esta.  Una tarta con un diseño muy veraniego, como marcaba la ocasión.

Espero que a vosotros también os guste :)


Necesitamos (para un molde de 18 cms)
  • 2 bizcochos de Madeira (receta aquí)
  • Ganaché de chocolate negro (receta aquí)
  • Crema de mantequilla y merengue suizo (receta aquí)
  • 1 magdalena
  • Bolitas o virutas de chocolate para decorar
  • 1 cucurucho

Además
  • Espátula
  • Manga pastelera
  • Boquilla redonda lisa pequeña
  • 1 palillo
Preparación

Preparamos los bizcochos de Madeira con 3 huevos cada uno, adaptando el resto de cantidades (cosa fácil).  Dejamos enfriar y los guardamos en la nevera durante 24 horas, envueltos en papel transparente y dentro de una bolsa de plástico.  Estos bizcochos ganan de un día para otro tanto en sabor como en textura lo que los hace más fáciles de manipular.


Nivelamos la parte superior de los bizcochos para que nos quede lo más plana posible.  Cortamos cada bizcocho en dos, en horizontal, y obtendremos cuatro planchas.

Con ayuda de un corta pastas redondo, cortamos un círculo en el centro de dos de las planchas de bizcocho.  Estas planchas son las que colocaremos en el centro y rellenaremos el hueco con ganaché de chocolate.

Montamos la tarta colocando una plancha de bizcocho sobre el plato en que la vayamos a servir.    

Cubrimos con ganaché de chocolate con cuidado de no llegar a los bordes pero sin quedarnos demasiado cortos.

Colocamos una de las planchas de bizcocho con el agujero en el centro.  Rellenamos el agujero con el ganaché y cubrimos el resto del bizcocho de la misma manera que hemos hecho anteriormente.

Procedemos de igual manera con la otra plancha de bizcocho agujereada.

Por último, colocamos la cuarta plancha de bizcocho.


Cubrimos la tarta con una primera y fina capa de crema de mantequilla que tendrá que estar a temperatura ambiente.  Debemos de asegurarnos de cubrir bien toda la superficie y que no queden migas sueltas que nos puedan estropear el resultado final.

Dejamos reposar la tarta en la nevera durante, al menos, una hora.  En este tiempo la primera capa de cobertura habrá endurecido y nos resultará muy fácil aplicar la segunda.

Transcurrido este tiempo aplicamos una segunda capa y repasamos bien con la espátula para que quede lisa.  Tantas veces como sea necesario.

Disimulamos el borde inferior haciendo unas bolitas de crema de mantequilla con una manga pastelera y una boquilla redonda lisa pequeña.  Si no tenemos esta boquilla, utilizaremos cualquier otra de las pequeñas.

Dejamos reposar nuevamente en la nevera por espacio de media hora aunque, si no disponemos de este tiempo, podemos pasar a decorar con el cono directamente.


Cortamos la base de la magdalena y utilizamos la parte superior redondeada.  La colocamos en la superficie y la cubrimos con ganaché de chocolate ligeramente templado (para que se extienda mejor).  Lo extendemos sobre la magdalena y la superficie de la tarta creando un dibujo que asemeje un "charco" de chocolate.  Nos ayudamos de una cucharita para ello.

Coronamos la magdalena con el cono que quedará pegado al chocolate.  Si no nos queremos arriesgar, pinchamos un palillo en la magdalena, dejamos que sobresalga la mitad y colocamos el cono sobre este que quedará así sujeto.

Fuente: www.blog.babble.com

47 comentarios :

  1. Desde luego que un hijo es lo más, eso es indiscutible, lo segundo, sin duda, la tarta de cumpleaños de Anna, pero qué maravilla Carmen, sobre todo me ha encantado el remate de la misma, de lo más original. Besos.

    ResponderEliminar
  2. pero bueno... qué resultona y llamativa que es esta tarta!!!! Imagino que dejarias a todos los amiguitos con la boca abierta. Cuida porque te puedes granjear enemigas entre las mamas de los otros niños, que no llegan a hacer estas maravillas, yo ya he recibido amenazas, jajaja

    Muchisimas felicidades a Anna!!!

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Paula, me has metido el dedo el la llaga. Si yo te contara sobre las "enemistades"...una lástima que no todos seamos capaces de disfrutar de lo bonito sin sentir resquemores!

      Eliminar
  3. Que original tarta, me ha encantado más aún que me hace recordar el verano ya que por "estos lados" estamos en pleno invierno. Un hijo es lo más maravilloso que pueda pasarnos en la vida, más aún cuando nos hacen entender a nuestras propias madres!! No hay nada que se le compare, estoy totalmente de acuerdo contigo...Felicitaciones Carmeen por esta tarta, donde menos es mas, y a ANNA por su cumple y fin de colegio.
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Yo nunca olvidaré la mañana en que nació Carlos. Fue tan bueno, un paseo tan agradable, una hora corta como suelen decir, que el recuerdo encima es bonito por lo fácil que fue todo.
    Me acuerdo de que, al traérmelo la primera a colocármelo en el pecho, la enfermera, que estaba medio majara, no dejaba de dar grititos tontos y decirme cosas como "qué cuadro tan bonito" ay... parecía primeriza ella y no yo. Y va y me suelta "no darías la vida por él?" a ti te parece normal????
    En aquel momento dije "sí" y pensé, "ay madre, no conozco de nada a esta enanez, mi vida? juraría que no". Pero cuando volvimos a casa, cuando empezó a mirarme, cuando empezó a sonreir, ay Carmen... qué te voy a contar que no sepas. No daría mi vida, daría ésta y la eterna si supiese que realmente existe, y lo haría dos millones de veces, y feliz.
    Es lo más grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna nació a las 12 y media de la madrugada y me pasé la noche enterita mirándola sin pestañear. Imposible conciliar el sueño, la emoción me embargaba. Qué recuerdos !!!

      Eliminar
  5. Muchas felicidades a Anna por sus 11 añitos! Imagino lo bien que lo pasaría en la fiesta con sus amigos y lo orgullosa que estaría de su mamá por la preciosa tarta y todas las cosas que preparaste para la ocasión.
    Yo también recuerdo ese momento como lo mas increíble que me pueda pasar, tener a mi hija en brazos por fin, después de la larga espera y ver esa cara redondita y preciosa. Ay las madres!!!!
    Tu tarta preciosa y muy original, le has dado ese toque gracioso y elegante a la vez.
    Un beso y feliz verano

    ResponderEliminar
  6. Carmen e Isabel, plenamente de acuerdo, me encanta la tarta, tu hija Anna se habrá quedado feliz. mi hija se llama tambien Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Carmen Felicidadessss tremenda la tarta, es perfecta y requetebonita, seguro que igual que tu niña que debió ser feliz feliz solo viendo que su mami le hacía esta preciosidad. Una tarta especial, bonita y elegante cómo tu¡¡ Un besazo, Teresa

    ResponderEliminar
  8. La tarta es un autentico lujazo,que bien montada te ha quedado
    solo personas como tu saben hacer semejantes recetas como estas,me
    ha encantado!!!Un Besote

    ResponderEliminar
  9. Felicidades a tu niña, y a ti, por esta tarta tan preciosa, que seguro que está riquísima.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Carmen, veo con qué emoción lo recuerdas todo! A mí también me gusta mucho recordar el momento en que nacieron Hugo y Maia. En 10 minutos estaban fuera, una maravilla. Los míos nacieron a las 9 de la mañana, pero yo tampoco fui capaz de conciliar el sueño en toda la noche. A pesar del calmante que me dieron, no pude pegar ojo de tanta emoción. Es una experiencia dura pero increíble.
    Muchas felicidades a tu princesa por sus 11 añitos. Que cumpla muchos más y que los disfrutes con ella y con el resto de la familia. La tarta, maravillosa. Ya lo creo que tiene que haberse puesto muy contenta :)
    Besos para ti y para Anna de mi parte.

    ResponderEliminar
  11. Una tarta deliciosa y con una presentacion inmejorable, te ha quedado de lujo
    Felicidades a la niña :D
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Qué razón tienes Carmen, no recuerdo en mi vida un acontecimiento más emocionante que el nacimiento de mi nena.
    La tarta me parece una preciosidad, es super original, la idea del helado encima es genial
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Muchisimas felicidades a Anna, y a ti también porque le diste lavida llevándola en tu vientre 9 meses.
    la tarta es preciosa, me ha encantado,y tiene que estar riquisima.
    un abrazo Carmen y disfruta mnucho de tu hija que crecen muy deprisa.

    ResponderEliminar
  14. Carmen, te quedó maravillosa la tarta de la niña!!! No sabía que Anna nació el 5 de Julio, ya no se me olvida porque mi niña gloria es del 4 de Julio, casi igualitas!!!
    Vaya tarta tan preciosa, la habrán disfrutado muchísimo, te doy la enhorabuena y dale un achuchón muy grande a esa preciosa señorita,que me acuerdo de ella cada vez que veo su dibujo y del día tan maravillos que pasamos en Madrid!!!
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien lo pasamos Mary, lo repetiría mañana mismo !!!

      Bss

      Eliminar
  15. Felicidades a tu hijo y a ti, formaste parte en este día!!! bueno y a su padre!!ja ja! La tarta es maravillosa, parece que el chocolate que hay dentro entre por esa maravilla de cucurucho!!! besote grande

    ResponderEliminar
  16. Parece increible,que aunque los años sigan pasando,nos acordemos de detalles tan mínimos de ese día.El mío nació el 4 de Julio pero hace 19 años y parece que fue ayer.Y sí tienes razón,es un momento mágico.Como mágica te ha quedado la tarta,parece un dibujo más bien,no me extraña que más de una sea capaz de arañar por ella.
    La envidia es muy mala,y si fuese tiña,ni te cuento.
    Felicidades a los papás y a Anna.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Que preciosidad de tarta, me encanta ese cucurucho estampado en ella!!! Muy original!!
    Tu hija debe estar encantada con esta tarta y con lo artista que es su madre!!
    Te entiendo perfectamente, no hay nada como ser madre, por lo menos yo todavía no lo conozco, disfrútala mucho, el tiempo pasa volando, la mía ya tiene 20!! A la mía le costó salir, estaba muy cómoda y fueron horas muy duras, pero volvería a repetir con tal de volver a verla recién nacida!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  18. te ha quedado de lujo y ese toque de helado espachurrao genial

    ResponderEliminar
  19. Que bien que tú hija pensara en celebrarlo antes de que sus amigos se vayan de vacaciones, debió ser un día, además de divertido, muy movidito.
    La tarta es preciosa, tienes un gusto especial para las tartas cada vez te superas, con esta más de una niña debió quedar con la boca abierta (y alguna madre, también), es perfecta.
    Felicidades Anna!!
    Felicidades Papis!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  20. pues debo ser la unica q no recuerda nada especial del nacimiento de mi hija....será pq tuve 19 horas de parto? han venido momentos muuuucho mejores despues....jajaaaa

    me encanta tu tarta, Carmen, lo del cucurucho al reves es muy chulo!

    Un beso,

    ResponderEliminar
  21. Muchas felicidades para tu niña, Carmen. Una tarta preciosa que le hiciste, no me importaría, pero nadita, comerme un pedazo. No tengo hijos, pero espero tenerlos y estaré embobada como todas vosotras!! Besiños.

    ResponderEliminar
  22. Pedazo tarta guapa, que suerte tienes de disfrutar del cumple de la nena, el mio también tiene 11 años pero nació en navidad y siempre estoy desbordada de faena. A lo mejor te la copio para mi cumple, jejejej. Beso.

    ResponderEliminar
  23. Tu hija estará feliz, cumpleaños, regalos y una magnífica tarta. El mío cumple pronto 36, recuerdo perfectamente el día de su nacimiento. Cuando venga de vacaciones (trabaja en Coventry) le haré su tarta preferida una que aun no he publicado en el blog.
    El detalle del cucurucho genial.

    ¿Esta es la niña que hizo los dibujos del papel de regalo de la amiga invisible?

    Un beso grande a las dos de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  24. Que maravilla de tarta, ya te dire yo cuando hago los años y me preparas una, a mi no me salen tan bonitas.
    besos. Lola

    ResponderEliminar
  25. ¡Pues claro! ¡Cómo no va a ser el nacimiento de un hijo uno de los acontencimientos más importantes en la vida de una! No hay duda de ello. Y si ellos te responden con cariño, interés, preocupación y amor, te creces.

    La tarta me parece fantástica. Imaginación al poder. Una toma desde arriba te hubiera quedado estupenda, para ver lo bien estampado que te había quedado el helado, je je.

    Mis felicitaciones a Anna. Un besito y un tirón de orejas.

    Muac!!

    ResponderEliminar
  26. Me has dejado sin palabras, es vistosa a no poder más, que rica tiene que estar y como se quedarían todos al verla. Qué bonita!
    Felicidades a la dama.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Una maravilla de tarta para una niña encantadora!
    Original, perfecta y sin duda riquísima!
    No soy madre, como bien sabes, pero si ya soy como soy con mis sobrinos, ni te cuento cuando tenga los míos... :-)
    Besos, Carmen!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  28. ¡Qué preciosidad de tarta! Me encanta por que se ve sencilla pero a la vez elaborada, la decoración con el cono me ha vuelto loca, es una idea genial!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Te ha quedado preciosa y muy original!!
    Bss

    ResponderEliminar
  30. Toda tarta tiene su trabajo pero si es para tu niña....lo que dice Isabel....darías tu vida. Efectivamente...un hijo es un hijo y si no lo has vivido es dificil de entender.
    Yo con las tartas de cumpleaños tenía problemas porque además de jugar no hacían otra cosa.... guarrear con las patatas fritas y soplar las velas pero luego.....que se comieran la tarta quien quisiera pero ellos no. Un año hice una simple tarta de galletas con natillas y creo que fue el único año que comieron tarta ...mis hijos y sus respectivos amigos.....era imposible tratar de lucirse, en fin....qué tiempos.
    Disfruta de ella todo lo que puedas.
    ....La tarta genial, que me voy por los cerros de Ubeda y parece que no me he fijado en ella. Como me gustaría tener tus manos.......
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  31. Carmen, lo has conseguido, he vuelto a llorar, entre tus palabras, las de Isabel y alguna más no he podido evitar soltar la lagrimilla de madre, que momentos, irrepetibles y por supuesto como dice nuestra amiga, lo que no daríamos por ellos, la vida y mucho más.
    Felicita a "la pequeña" de mi parte, menuda tarta de cumpleaños, ya la quisiera yo para mi.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  32. Qué bonitos recuerdos, es algo que no se olvida. Felicidades a "tu mujercita". Seguro que le encantó la tarta porque te ha quedado muy bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Ay Carmen, que recuerdos tan lindos compartes y que cumpleaños tan maravilloso!
    Yo también recuerdo la madrugada que vino mi fiera, una noche de tormenta de final de junio y un apagón de luz en el hospital que nos tenía temblando. La escena con las enfermeras alumbrándome ya en la habitación con los móviles no se me olvidara nunca!
    Hoy, dos años después estoy aquí contando los días para la llegada de mi segundo fiera, así que imagínate como estoy ya!!
    felicidades a la cumplen era, a los papis y envidia de tarta.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  34. es lo mejor de la vida tambien para mi,el nacimiento de un hijo.Fantastica esta tarta de cumpleaños que le has hecho para tu hija Anna y me encanta el cucurucho al reves¡¡
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  35. Claudia6.7.12

    Les dejo el complemento que uso para mis recetas de comida para bebe: www.nutri-baby.com

    ResponderEliminar
  36. qué monada!!! y el corte genial!!!!besos

    ResponderEliminar
  37. HOla
    es verdad , irrumpen en nuestras vidas y con la primera mirada ya nos tienen cautivadas,yo siempre pienso que es el mejor milagro de la naturaleza, una experiencia única, es como una piececita de nuestro puzzle.
    Así que muchas felicidades a Anna por esos 11 años, y a su mami por esta tarta tan maravillosa que le ha preparado, me alegro por esa celebración, yo estoy esperando que nazca mi sobri, le quedan 3 o4 días y ya nos tiene en ascuas.
    besos

    ResponderEliminar
  38. Qué mayor, jejej FELICIDADES!!
    Una tarta preciosa, me ha encantado eso del helado derretido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Pues si!!! es lo más bello que le puede pasar a unos padres, ver cumplir años a sus pequeños retoños :) y tu Anna me parece que se asemeja un poco a ti, no sé porque mi chikitina :)
    es bonito celebrar el cumple coincidiendo con el fin del verano y más teniendo una maestra repostera que le hace hermosos helados!!!!
    que lindo ver como pasa el tiempo y compartirlo contigo :) ahora recuerdo la tarta que le hiciste a tu hijo!!! falta mucho?????:)
    miles de besos mi chikitina!!!!!!!

    ResponderEliminar
  40. Estoy contigo, creo que nada podría igualarse, es lo más bonito que hay. La tarta es preciosa, seguro que se lo pasaron genial en la fiesta. Besos

    ResponderEliminar
  41. ¡Qué chulada la decoración del cucurucho! ha quedado una tarta de lo más bonita.
    Qué intriga no saber si sería niño o niña, cuando me toque a mi creo que no podré aguantarme las ganas. Me alegra que tu niña tuviese un cumple estupendo, seguro que lo pasaron en grande.
    Un besote reguapa!

    ResponderEliminar
  42. Felicidades a tu princesa! Y a los papis también! Me imagino lo bien que se lo han pasado celebrando y como guinda esta tarta preciosa que le has preparado! Ya quisiera yo haber metido el dedo en ese ganache de choco!!! Eres una artista, mi niña!
    ¡Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  43. Felicidades a Anna, aunque sea con retraso.
    Imagino que os lo pasásteis genial en la fiesta.
    La tarta tiene que estar deliciosa y la presentación me encanta, es original y muy divertida.

    ResponderEliminar
  44. Joooooooooo, que suerte tienen nuestros hijos teniendo unas mamas bloggers, pueden pedirnos la tarta que quieran, que haremos todo lo posible por complacerlos...¡Felicidades a Anna! aunque sea con retraso, me ha encantado la decoración de la tarta con ese cucurucho derramado.

    Un besito

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)