10.10.12

Croquetas de bacalao [3 maneras distintas de prepararlas]



¿Alguna vez os habéis planteado cuántas maneras hay de preparar croquetas?

Y no me refiero a cuántos sabores de croquetas hay (la lista sería interminable), sino a cuántas formas de preparar la masa de croquetas conocéis.

Hasta hace bien poco, yo sólo conocía dos: la masa de bechamel de toda la vida y la masa de patata.  Sin embargo, hace unas semanas descubrí una tercera: la masa de pan.

Andaba yo echando un vistazo al recetario de Tía Alia cuando me topé con la receta de croquetas de bacalao preparadas con masa de pan.  La idea me enganchó y supe, al instante, que tenía que preparar las tres clases de masa y hacer una cata para ver cual de las tres gustaba más.

La ocasión se presentó el fin de semana pasado.  Mis guiri-marido e hijos fueron los conejillos de indias afortunados a quienes les tocó degustar los tres tipos de croquetas.

¿Su veredicto?

Pues, a ser sinceros, no hubo ninguno.  No se decantaron por ninguna de las tres en especial.  Todas gustaron y prueba de ello es que, mientras las disfrutaban, ¡no se oía otra cosa que su respiración!

Si vosotros también queréis probarlas todas y os animáis a prepararlas, ponéos cómodos (que esta entrada es larga) y seguid leyendo :)


Necesitamos

Para la masa
  • 450 grs de patata pelada y troceada
  • 125 grs de migas de bacalao desalado
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 1 diente de ajo pelado y picado
  • Sal
  • Leche (opcional)
Para el empanar y freír
  • Harina de trigo
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave

Preparación

Cocemos la patata en abundante agua con sal.  Una vez blanda, la escurrimos y reservamos.

Hervimos el bacalao en una cacerola con agua durante 8-10 minutos, a fuego suave.  Lo escurrimos y se lo añadimos a la mezcla anterior.

Mezclamos la patata con el bacalao, añadimos el perejil y el ajo, pasamos por el chino y ajustamos el punto de sal.  Si fuera necesario, agregamos un poquito de leche para ajustar el espesor de la mezcla con cuidado de no pasarnos (debe de quedar espesa pero no mazacote).

Cuando la mezcla se haya enfriado, hacemos bolitas con las manos y las pasamos: 1º. por harina, 2º. por huevo y 3º. por pan rallado.

Freímos las croquetas en abundante aceite caliente.

Las escurrimos sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.


Necesitamos

Para la masa

  • 150 grs de migas de bacalao desalado
  • 100 grs de miga de pan
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado
  • 2 huevos "L"
  • 2 cucharadas de leche
  • 2 dientes de ajo pelados y picados
  • Sal
Para empanar y freír

  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave

Preparación

Batimos los huevos en un cuenco amplio y añadimos la miga de pan, el perejil y los ajos.

Hervimos el bacalao en una cacerola con agua durante 8-10 minutos, a fuego suave.  Lo escurrimos y se lo añadimos a la mezcla anterior.

Pasamos la mezcla por una picadora eléctrica y la trituramos hasta obtener una masa homogénea (yo lo hice en la thermomix, con dos golpes de 5 segundos a velocidad 5, pero cualquier picadora valdría).

Agregamos un poco de leche si fuera necesario procurando no pasarnos y que la masa sea compacta. Comprobamos el punto de sal y lo ajustamos si fuera necesario.
Tomamos pequeñas porciones de la mezcla y hacemos bolitas con las manos.  Las empanamos pasándolas por huevo batido y pan rallado.

Freímos las croquetas en abundante aceite caliente.

Las escurrimos sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.


Necesitamos

Para la masa
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 diente de ajo pelado y picado
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas rasas (aunque no en exceso) de harina de trigo
  • 400 ml de leche
  • 150 grs de migas de bacalao desalado
  • Sal
Para el empanar y freír

  • 1 huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave

Preparación

Hervimos el bacalao en una cacerola con agua durante 8-10 minutos, a fuego suave.  Escurrimos, desmigamos finamente con los dedos (unas tijeras, una picadora, etc) y reservamos.

En una sartén de base amplia calentamos el aceite.  Sofreímos el ajo y, en cuanto empiece a tomar color, agregamos el perejil.

A continuación, añadimos la harina y removemos hasta que se haya integrado con el aceite.  Cuando la harina se haya dorado ligeramente retiramos la sartén del fuego y dejamos que se temple durante unos minutos.

Mientras tanto, calentamos la leche durante 2 minutos en el microondas (esto nos facilitará que se mezcle con la harina y no se formen grumos).

Colocamos nuevamente la sartén con la harina al fuego, calor medio alto, y añadimos la mitad de la leche, removiendo sin parar con una cuchara de madera y aplastando los grumos con el reverso en caso de que se formen.  Añadimos el bacalao desmigado y seguimos removiendo.

Si nos quedasen grumos, en este momento podemos utilizar las varillas para deshacernos de ellos.

Poco a poco añadimos el resto de la leche sin dejar de remover.  Cuando hayamos acabado con la leche y la masa alcance el punto de hervor, bajamos el fuego a medio bajo y comprobamos el punto de sal.  Ajustamos si fuera necesario.

Continuamos trabajando la masa con la cuchara de madera durante 12-15 minutos antes de retirar del fuego.

La masa habrá alcanzado su punto de espesor cuando se despegue de los bordes de la sartén.

Una vez lista, la pasamos a una fuente.  La cubrimos con papel transparente, que toque la masa para que no se nos forme una capa dura en la superficie al enfriarse.

Una vez fría, formamos las croquetas.  

Tomamos pequeñas cantidades de masa y, ayudándonos con dos cucharas o con las manos, les damos forma alargada.  Las pasamos por huevo batido, luego por pan rallado.

Freímos las croquetas en abundante aceite caliente.

Las escurrimos sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.







37 comentarios :

  1. Supongo que la textura de las croquetas de pan es más firme que las de patata y bechamel, a mi me pasaría como a tú familia, chitón y pa'dentro, jajaja, además de bacalao con lo que me gustaaaa.
    Yo las hago de bechamel, pero una receta un tanto diferente en la ejecución, hay pocas veces pero creo que es "plato" que más me han pedido cuando vienen amigos a comer.
    Ahora me falta probar las de patata y de pan, que me has dejado con ganitas.
    Pasa un lindo día, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty, yo normalmente las hago de bechamel. Son mis preferidas porque la masa es más suave de sabor y textura. Las de patata las siguen muy de cerca y, si tuviera que dejar unas para el final, pues serían las de masa de pan. Esta son muy sabrosas pero más secas por lo que recomiendo que se hagan pequeñas. Esto se me olvidó ponerlo en la entrada así que aquí dejo constancia para completar la información...tarde pero segura !!!

      Eliminar
  2. Croquetas y de bacalao, me encantan y me ha picado la curiosidad las masas de pan y patata, probaré a hacerlas, en casa tenga una conejilla de indias q la vuelven loca las croquetas de bacalao, gracias por la receta, besitos

    ResponderEliminar
  3. Que curioso! jamás se me hubiera ocurrido prepararlas así, desde luego tienes una joya de recetario!
    En casa la croqueta de bacalao es la de patata, nunca las he hecho con bechamel, o sea que ya tengo dos cosas nuevas a probar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. las croquetas siempre me han gustado, y me gustan TODAS, son mi perdición bicos

    ResponderEliminar
  5. Si tuviera que elegir, me quedaría con las de bechamel. La verdad es que nunca he hecho croquetas de bacalao. Me gustan más los buñuelos.Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de suerte Carmen, el bacalao me encanta y las croquetas hechas con él ni te cuento, y tú me las traes por partida triple!!!! wowwwww... Gracias por tus consejos y explicaciones, las voy a tener que preparar todas jeje..
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. que ricas! no pararia de comerlas!!Nuncaaaa jeje besos

    ResponderEliminar
  8. En Valencia siempre de patata y rebozadas con clara de huevo, es lo que las diferencia de las tuyas y además que no las llamamos croquetas sino albóndigas del valenciano "mandonguilles", las tengo en el blog. Las de masa de pan son totalmente nuevas. Vaya con el recetario... Me encantan todas. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Qué buena cata de croquetas de bacalao! Dan ganas de probarlas todas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Carmen, eres genial, imaginación al poder, me encanta la variedad de tus croquetas, bsss

    ResponderEliminar
  11. tres croquetas sensacionales Carmen.Probare alguna seguro.
    Beso

    ResponderEliminar
  12. Yo las que compro en la pollería simpre son son bechamel..no me atrevo a hacerlas en casa pero me ha llamado la atencíon la que es con pan..haber si me animo!
    http://hoysonrioalespejo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Carmen me gustan las tres, y a tí te quedan estupendas, bsts

    ResponderEliminar
  14. Yo me ofrecía de conejillo de Indias con tus niños y guiri-marido. Además de disfrutar de su compañía, seguro que me ponía las botas con estas deliciosas croquetas, cualquiera que fuese la masa, me rechiflan todas Carmen ¿ A quién no? Unas buenas croquetas son delicia pura!!!

    ResponderEliminar
  15. He probado con bechamel y con papas, pero con pan no las he probado nunca. Será cuestión de probarlas porque desde luego que buena pinta tienen
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Seguro que todas estaban buenísimas, pero yo tengo debilidad por unas buenas croquetas de bechamel fina, a ser posible de un tamaño pequeño. Un sabroso bocado que cuando rompe en la boca el crujiente de fuera te cae la bechamel inundando la boca.

    Luego los tropezones de lo que sean, je, je

    Bss

    Elena
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Mi madre siempre hacía las de bacalao con patata y así continuo yo, pero me gustan mucho las de bechamel y supongo que las de pan estarán bien ricas. así que yo me apunto las tres y tengo que decirte que hubiera hecho lo mismito que tu familia, calladita y para dentro, par ano perder comba!!!
    Pero lo que no cabe duda es que te han quedado extraordinarias!!! Para la próxima vez que las hagas prepara una cerveza bien fresca y allí estaré!!!

    Besitos,

    ResponderEliminar
  18. Muy curiosa la masa de pan....no la conocía. Voy a volverme a leer bien toda la entrada.
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  19. Carmen aún recuerdo que te conocí gracias tu maravilloso Hemc sobre croquetas del que fuiste anfitriona.....
    No se con cuál me quedaría, la verdad, las tres opciones me parecen estupendas.
    Besos querida.

    ResponderEliminar
  20. Muy buenas estas variantes para hacerlas.. Bss

    ResponderEliminar
  21. Hola
    pues yo no conocía las de pan tampoco, me encantan las croquetas, pero yo suelo comer las de mi madre que cuando viene me llena el congelador que da gusto, pero me tengo que poner.Ya me imagino la escena, tú esperando y ellos venga a comer jajaj que ricas
    besos

    ResponderEliminar
  22. Mira qué curioso, Carmen!
    Pues me gustan las tres formas.
    En Francia, nadie conoce otras croquetas que las de patata, descubrí las de bechamel en España y las de pan, ahora, jeje!
    Ya me has dado ganas de preparar croquetas, hala, jeje!
    Se ven todas buenísimas...
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  23. Precisamente ayer estaba pensando en hacer croquetas de bacalao y mira por donde veo tus recetas, ahora no se con cual quedarme, todas me parecen estupendas, besos
    Sofía
    milideasmilproyectos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. En casa las croquetas siempre son con masa de bechamel (aunque no la preparo exactamente como indicas la base es similar).
    Me ha sorprendido la masa de pan, y como dices quizá sean más secas en comparación con el resto, pero me parecen de lo más tentadoras.

    Me gustan mucho las fotos de hoy, especialmente la última sujetando el trocito de croqueta entre los dedos.

    Que pases un buen finde.

    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  25. Qué gracia me ha hecho lo del veredicto, Carmen. Al final, estaban buenas todas, no? Desde luego, se ven deliciosas, doraditas y crujientes... Con lo que me gustan las croquetas de bacalao!
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Yo descubrí, forzada por intolerancias diversas de varios comensales, otra forma más de hacerlas. Quedaron tan buenas que las seguiré haciendo de ahora en adelante con esa nueva fórmula. La tuya de las papas cumple muchos requisitos para intolerantes. Pronto publicaré mi invento. Gracias por los piropos a mi entrada sobre los quesos. Si tienes antojo te mando por correo los que desees, envasados al vacío. Bs Oli de Entrebarrancos

    ResponderEliminar
  27. Las de patatas ya las conocía porque las hacía mi madre cuando yo era pequeña, pero de pan no había oido hablar nunca, me has dejado sorprendida.

    El aspecto es de exposición, te han quedado tan lindas que da pena comérselas, me encantan.

    un besazo, preciosa

    ResponderEliminar
  28. Querida Carmen yo tambien conocia la de las patatas,una tia mia las hacia con patata y miga de pan las dos cosas juntas las tengo que publicar, porque son muy ricas, estas tuyas me han encantado, y como no me decido me quedo con las tres versiones, saliendo de tu cocina imposible dejar nada. Besicos

    ResponderEliminar
  29. Ay, madre mía, "momento angustia". Eso que dices que mientras tus comensales degustaban las croquetas solo se les oía la respiración, crea tensión en el ambiente incluso leyendo tu entrada. Espero que si al final articularon palabra, no fuera eso de que como había hambre, entran sin prestar atención al mordisco.

    En casa, comer croquetas, es casi un motivo de fiesta, porque los fritos entran más bien poco. El bacalao nunca lo he usado para hacer croquetas, aunque sí buñuelos, y justamente la textura que se aprecia en el segundo tipo, en el de las croquetas hechas con pan, me recuerda a la de los buñuelos. Ni con pan ni con patata las he hecho nunca, y para mi, ninguna de tus tres opciones tienen desperdicio. Además, siempre me gusta tener migas en la nevera, sobre todo por el tema de los buñuelos. Ahora han encontrado otra vida. Y al final, lo que te digo: que voy a tener que crear una etiqueta nueva: "Recetas de Carmen".

    Un beso fuerte y feliz puente!!

    :)


    ResponderEliminar
  30. Pues a mi me hubiese pasado igual, ni respiro hija, me encantan las croquetas y con cualquiera de las versiones estaría más que encantada!!
    Siempre las hago con bechamel, así que vamos, que me pongo a probar las otras!!
    Te han quedado perfectas!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  31. Esto es un tutorial y lo demás son tonterías, lástima que a mi el bacalao no me entra, mira que lo he intentado pero no hay manera...En casa a todos les encanta (me refiero a mi casa cuando yo era pequeña ;-) ) porque ahora en la mía, como a mi no me hace gracia no lo compro, jajajaja.

    Un besito

    ResponderEliminar
  32. Que me pierdo no se cuantas recetas tuyas guapi!!!! estas croquetas en casa gustan mucho, con o sin patata, me falta la de pan, pero ya se que me gustarán!!! besotes y feliz semana!

    ResponderEliminar
  33. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR

    ResponderEliminar
  34. Hoal Carmen me ha encantado estas 3 formas de preparar el bacalao voy a ver si las pruebo. Te he encontrado por casualidad pero me quedo por aquí. Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  35. uoooooooooooooo me encantan estaba buscando algo similar y doy contigo
    besines Carmen

    ResponderEliminar
  36. Carmen hemos probado dos versiones y nos han encantado.Lo acabo de publicar.
    Buena semana,animos que ya falta menos para la semana santa y podras relajarte un poco.
    Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)