28.4.12

IV Reto "Tú el café, yo las pastas": recetas con flores


Hay cosas que están destinadas a no salir bien.

Por mucho que nos empeñemos, por muy fáciles que parezcan, por mucho tiempo que les dediquemos, por muchos cuidados que les destinemos...no llegan a salir.  Los astros se alinean de tal manera que lanzan su maleficio sobre nuestros objetivos y, por muy preparados y mentalizados estemos en conseguir algo, NO SALEN LAS COSAS.

Y no tiene sentido luchar contra ello.  Es mejor asumir las realidades y buscar alternativas si queremos mantener nuestro equilibrio y paz interiores.

Lo he comprobado este mes con motivo del IV reto "Tú el café, yo las pastas" del mes de mayo de Blaukitchen vs Recetas de tía Alia: recetas con flores.

"Bien" - pensé - "Se pueden hacer muchas cosas con flores: usarlas como ingrediente, como decoración, dar forma de flor a nuestras recetas, etc.  Además, hay taaaantas flores que las posibilidades de preparar algo original son casi casi casi infinitas".

Y bueno, a pesar de ser este el caso y de tener varias ideas en la cabeza, llegado el momento de ponerlas en práctica, las cosas NO han salido bien.

Mi primera opción (que no os contaré porque tengo pensado seguir intentándolo, ganarle la batalla algún día y publicarlo) no salió del todo como yo esperaba.  No llegué ni a fotografiarla.

Mi segunda opción salió casi peor que la primera.  Delicioso de sabor pero cursilísimo de aspecto.  Y yo, que si no me entra por los ojos no lo publico, pues eso mismo decidí.

Así que pasé a mi tercera opción, que es la hoy publico.  Que conste que paré aquí sin seguir probando por falta de tiempo que si no...¡quién sabe cuantas recetas más podría haber llegado a preparar!

Aquí van unos cake pops de margarita de lo más primaverales, perfectos para estas fechas del año.

Espero que os gusten :)


Necesitamos (para 16-18 cake pops)

Para los cake pops
  • 160 grs de bizcocho
  • 85 grs de queso crema
  • 1 cucharada de crema de chocolate y avellanas
  • 1 bolsa de candy melts de color verde
Para las margaritas
  • 225 grs de mezcla de pasta de goma
  • 30 ml de agua
  • 17 grs de azúcar glas
  • Colorante el gel de color amarillo
Además
  • Cortador con forma de margarita de dos tamaños
  • Un poquito de agua
  • 1 Pincel
  • Azúcar glas
  • Rodillo
  • Boquilla redonda lisa pequeña


Preparación

Preparamos los cake pops siguiendo las indicaciones que, en su día, publiqué aquí.


Las margaritas hay que hacerlas y pegarlas a los cakes pops en el momento cuando la pasta está maleable, sin esperar a que endurezca la pasta de goma.  De lo contrario no podremos acoplarla a la forma del cake pop sin que se nos rompa.

Preparamos la pasta de goma siguiendo las instrucciones del fabricante. 

Yo utilicé la de la marca Wilton y con las cantidades indicadas tuve suficiente para cortar 12 margaritas grandes, 12 pequeñas y los círculos amarillos.

Una vez lista la pasta de goma, tomamos una pequeña porción y le añadimos una pizca de colorante amarillo.  Mezclamos hasta obtener un color homogéneo.

Es importante que la pasta que no estemos utilizando la conservamos en una bolsa de plástico para que no se seque.


Comenzamos con la pasta de goma blanca.  La extendemos con ayuda de un rodillo sobre una superficie espolvoreada con azúcar glas (así se despegará fácilmente).  Cortamos tantas margaritas grandes y tantas pequeñas como cake pops tengamos.

Colocamos las margaritas grandes sobre los cake pops y, sobre estas, las margaritas pequeñas, humedeciendo la base de cada margarita grande un pincel mojado en agua.   Presionamos ligeramente y ajustamos la forma de la margarita a la del cake pop.

Tomamos la pasta de goma amarilla, la extendemos de igual forma que la blanca, y cortamos pequeños círculos.  Yo utilicé una boquilla redonda lisa para esta tarea.

Pegamos los círculos sobre cada margarita con un poco de agua.


Adornamos los cake pops con lacitos si los queremos hacer más presentables.

Yo los coloqué en una cesta de madera que rellené con una base de corcho, a diferentes alturas y cubrí la base con paja.  La envolví en papel celofán incoloro.

Este fue el regalo de una compañera de trabajo por su jubilación.  Le gustó tanto que lo único que acertaba a articular era "jo, Carmen", "jo, Carmen"...jajaja.

Si estáis interesados en ver las publicaciones de los retos anteriores, aquí os dejo los enlaces:


26.4.12

Piadina romagnola



Miss Migas está feliz, más feliz que una perdiz (con estas palabras nos lo cuenta en su blog) y se siente con ganas de lanzarnos un reto.  Bueno, mejor dicho, un concurso en el que nos reta a dejar constancia en la blogosfera que la cocina italiana es más que pasta y pizza.

No hay nada concreto que celebrar.  "Italia: mucho más que pasta y pizza" es un concurso que nace porque sí, porque hoy es hoy, porque apetece.

Sencillamente genial ¿verdad?

Me encanta la idea, me encanta Migas con Locura y me encanta Italia así que no he querido dejar pasar la ocasión de participar.

Italia es un país de una cultura gastronómica profundamente rica.  Cada región tiene sus platos característicos que se basan en los productos que se cultivan o producen en la zona.

Es un país de gentes amables, entrañables y generosas que te reciben con los brazos abiertos y no tienen el menor reparo a la hora de hacerte un hueco en sus mesas.  Gente que sabe apreciar lo bueno que tiene la vida y que lo comparte sin reservas.  Y esto lo escribo con conocimiento de causa.  Tengo buenos amigos en Italia, una familia fabulosa que vive en una encantadora granja en Longiano, un pequeño y bonito pueblo de la región de Romagna.

De ellos aprendí todo lo que he escrito más arriba sobre sus gentes.  En ellos pensaba mientras mis dedos se paseaban por el teclado.

También me enseñaron a preparar piadina, una torta de pan típica de su región.  Una receta sencilla con la que quiero participar en el concurso de Migas con Locura.  Probablemente pasará desapercibida entre las demás, he visto algunas y el nivel es altísimo, pero siento que esta es la receta con la que tengo que participar y no otra.  Por que para mí, esta receta es Italia en estado puro.  Prepararla y comerla me transporta a través del espacio y del tiempo a la granja de mis amigos en Romagna.  Inevitable.

Espero que os guste :)
 
Necesitamos

  • 300 grs de harina de fuerza
  • 52 grs de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • 7 grs de bicarbonato
  • 10 grs de sal
  • 160 grs de agua


Preparación

En un cuenco amplio ponemos la harina, el bicarbonato, la sal y la manteca de cerdo. Mezclamos los ingredientes con la punta de los dedos hasta que la harina se haya impregnado de la grasa por completo.

Añadimos el agua poco a poco.  Es posible que no la necesitemos toda o que necesitemos un poco más.  Esto dependerá del tipo de harina que utilicemos.


Amasamos en el cuenco hasta que podamos formar una bola.  Pasamos la masa a una superficie limpia y seguimos amasando para obtener una masa homogénea y maleable.  Envolvemos la masa con un trapo y la dejamos reposar durante 30 minutos.


Transcurrido este tiempo dividimos la masa en porciones de igual tamaño y formamos bolas con cada una de ellas.  Enharinamos un rodillo y estiramos cada bola hasta que consigamos una lámina fina.  Para que quede redonda colocamos un plato encima y cortamos el sobrante con un cuchillo.


Repetimos la operación hasta terminar con todas las bolsa de masa.  Según vamos haciendo las piadinas las podemos colocar unas encima de otras pero necesitaremos enharinar ligeramente la superficie para evitar que se peguen.


Calentamos una sartén antiadherente del mismo tamaño, o mayor, que las piadinas y las cocemos a fuego medio durante un par de minutos por cada lado.  Conservamos las piadinas hechas bajo un trapo, así se mantienen flexibles y calientes.


Servimos las piadinas con mortadela de Bolonia, jamón de Parma, queso Scamorza o salami.

24.4.12

Bolitas de arroz con mozzarella



La publicación de esta receta llega tarde para cumplir su propósito inicial:  el de participar, por fin, en La recepta del 15.  Y digo "por fin" porque llevo queriendo hacerlo desde el mes pasado y nada.  Me quedo en la intención.  Pero en la intención en cuanto la publicación de las recetas porque a prepararlas llego.  A lo que no llego es a publicarlas.

El mes pasado el tema eran las lentejas.  Yo las preparé.  Unas lentejas con verduras deliciosas, al puro estilo de mi madre.  Hasta ahí llegué.  Incluso fui un paso más allá y las fotografié.  Con prisas, eso si, pero las fotografié. Y ahí paré.  Las fotos quedaron en la carpeta de "mis imágenes" de mi portátil a la espera de que las retoque y puedan salir a la luz.

Las últimas semanas he estado ocupada con otros asuntos, protagonistas de varias de las entradas más recientes del blog en el último mes.  Pero ya puedo retomar mi ritmo y rutina bloguera de siempre y empezar a visitaros de nuevo y a publicar recetas.

Y qué mejor manera que hacerlo con estas bolitas de arroz rellenas de mozzarella.  Una forma diferente de dar salida a esas sobras de arroz blanco que, seguramente, más de uno/a tenéis ahora mismo en la nevera.

Espero que os gusten :)


Necesitamos
  • 500 grs de arroz blanco
  • 100 grs de queso rallado (Parmesano o Grana Padano)
  • 2 huevos batidos
  • 100 grs de mozzarella cortada en 20 dados
Además
  • Aceite para freír
  • Salsa de tomate para acompañar

Preparación

Incorporamos los huevos y el queso rallado al arroz. 

Cojemos una cucharada de la mezcla y, con las manos húmedas, le damos forma de bola.  Abrimos un hueco con el dedo y metemos en él un dado de mozzarella envuelto en jamón.  Pellizcamos la croqueta para cerrarla.

Hacemos esta operación con todo el arroz hasta acabarlo.

Pasamos las croquetas por pan rallado cubriendo por todos los lados y las freímos en abundante aceite caliente.

Dejamos escurrir sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Servimos calientes con una salsa de tomate.


Nota:

Si preparamos el arroz expresamente para la receta, tenemos que esperar a que atempere para poder preparar la mezcla para las croquetas.  En este caso, extenderíamos la mezcla sobre una fuente y la dejaríamos enfriar en la nevera.

20.4.12

Fondos blancos: caldo de pollo



Los fines de semana suelo preparar caldos, o fondos, que utilizo a lo largo de la semana para preparar con ellos cremas, salsas, arroces, etc.  Son el básico más básico de mi cocina y no me puedo pasar sin ellos.

La preparación de un caldo, o fondo, no tiene mucha ciencia.  Seguramente vosotros los habéis preparado tantas veces que podríais hacerlos con los ojos cerrados.  Es mas, estoy convencida que todos tenéis trucos que usáis cuando elaboráis vuestros caldos caseros y que servirían para completar esta entrada.  A ver esos comentarios qué aportan...:)

La entrada de hoy va dirigida a aquellas personas que comienzan a hacer sus pinitos y que agradecerán informarse sobre las pautas de elaboración de los básicos de la cocina.

Para obtener un buen caldo debemos cocer lenta y continuadamente de distintos ingredientes dentro de una gran cantidad de agua.  Dependiendo de los ingredientes que utilicemos obtendremos caldo de ternera, de verdura, de pollo o de pescado, entre muchos otros.

Existe también otra categorización de los caldos dependiendo de su color una vez elaborados, dando lugar a fondos blancos y fondos oscuros. 

En la elaboración de fondos oscuros, los huesos y las verduras que se utilizan se tuestan en el horno antes de cocerlos junto con el agua.

Generalmente preparo fondos blancos porque me resultan más cómodos y rápidos y en estos se centra la entrada de hoy.  Los fondos oscuros tendrán su entrada propia más adelante.


Necesitamos
  • 1 caparazón de pollo
  • 1 pechuga entera de pollo o de gallina
  • 1 o 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 rama de apio
  • 1 tomate
  • Perejil
  • 2 litros de agua
Preparación

Colocamos el caparazón de pollo y la pechuga en la base de una olla a presión amplia, en la que quepan todos los ingredientes.

Cortamos las verduras en trozos grandes para evitar que se deshagan y las introducimos en la olla, sobre el pollo.

Añadimos el agua, ponemos la olla al fuego.  Cuando alcance el punto de ebullición, tapamos y colocamos la válvula en la segunda posición.  Dejamos hervir 30 minutos, contando desde el momento en que empieza a salir el vapor por la válvula y ajustando la intensidad del calor si fuera necesario (yo suelo bajar el fuego 2 posiciones - de 9 a 7 - cuando comienza a salir el vapor).

Pasado este tiempo retiramos la olla a presión de la fuente de calor y esperamos a que salga todo el vapor antes de abrirla.


Colamos el caldo y, una vez frío, lo metemos en la nevera.  Al cabo de unas horas, la grasa del caldo se habrá solidificado en la superficie (como se aprecia en la foto) y nos resultará muy fácil retirarla con una espumadera.  De este modo conseguimos reducir el consumo de grasa sin restar sabor al caldo.

Si vemos que aún quedan impurezas, pasamos nuevamente el caldo por el colador.

Salamos el caldo en caliente antes de utilizarlo para elaborar otros platos o consumirlo tal cual.


Notas:
  • Si no disponemos de olla a presión, aumentamos el tiempo de cocción a una hora aproximadamente.
  • Se utilizan como base de sopas, consomés y algunas salsas.
  • En caso de quedar insípido, podemos añadir un ramito de hierbas aromáticas y dar un hervor antes de utilizarlo.
  • Para conseguir un caldo un poco más oscuro y potenciar el sabor podemos añadir unas gotas de concentrado de carne (Marmite o Bovril).

18.4.12

Bizcocho de vino y chocolate



Amor a primera vista.

No es la primera vez que me ocurre ni será la última.

Seguramente que sabéis de lo que hablo, que no soy la única y que vosotros/as habéis experimentado la misma sensación en más de una ocasión.

Esta vez me ha ocurrido con una receta.  Con esta receta en concreto.  Cuando la vi en la web se me desencajó la mandíbula, se me salieron los ojos de las órbitas y solté un incrédulo "¿quéeeee?" bien alto.

Bizcocho al vino tinto, leían mis ojos.  "¿Cómo?, no puede ser, no he visto bien".  Y volví a mirar y a leer y entonces comprobé que no me estaba equivocando.  Seguí leyendo la entrada, publicada el 5 de marzo por Nieves y Elena en La cajita de nieveselena, y mi incredulidad se convirtió en fascinación.  "Wow", pensé, "esto lo tengo que probar".

Y así hice.

Las cantidades de todos los ingredientes (líquidos incluidos) van en gramos porque la receta es para la TMX pero también se puede preparar de forma tradicional, de hecho esta manera es la que explico a continuación.

Yo probé a hacerla de ambas formas y me gustó más el resultado de la elaboración a mano que posiblemente sea porque todavía no me he hecho a la TMX del todo (no hace ni un mes que la tengo).

Para la receta de la TMX visitad La cajita de nieveselena pinchando aquí

¿Y vosotros? ¿Os atrevéis a probarlo?


Necesitamos
  • 2 huevos
  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de aceite de oliva extra virgen
  • 50 grs de vino tinto
  • 100 grs de cacao en polvo (85% de cacao)
  • 100 grs de harina de repostería
  • 1 sobre de levadura tipo Royal


Preparación

Pre-calentamos el horno a 180 º (arriba y abajo, tradicional).

Preparamos el molde que vayamos a usar para hornear el bizcocho, untándolo con mantequilla y espolvoreándolo con harina (retiramos el exceso).

Batimos los huevos con el azúcar con unas varillas eléctricas durante un par de minutos.

Añadimos el aceite y continuamos batiendo hasta que se haya incorporado.

A continuación agregamos el vino y el cacao.  Batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

Tamizamos la harina junto con la levadura y las incorporamos poco a poco, removiendo con suavidad.

Cuando la harina se haya incorporado y tengamos una mezcla homogénea, la vertemos en el molde y lo horneamos durante 35 minutos.


Ahora sólo nos queda esperar a que se temple, unos 20-30 minutos, desmoldar y disfrutar.

¡El sabor es brutal!

16.4.12

Concurso recetas tradicionales y familiares - ganador

Uf...¡qué entrada más difícil de escribir!

Hasta hoy todo lo que he escrito han sido recetas, anécdotas, etc.  Entradas sin compromiso que he disfrutado de principio a fin precisamente por eso, porque no afectan ni comprometen a nadie más.

Sin embargo hoy me toca una tarea dura.  La de anunciar el blog ganador del concurso del primer aniversario de "Recetas de tía Alia".

El nivel de participación ha sido muy alto, así como también el número de concursantes: 27 en total.

No nos lo habéis puesto fácil.  Todos os habéis esforzado muchísimo y todos merecéis ser ganadores, os lo digo con toda sinceridad.

Sin embargo sólo puede haber una receta ganadora y, aunque la decisión no ha sido sencilla, ya tenemos una.

Como supongo que todos queréis saber cual es, os dejo una foto panorámica de la receta que nos ha cautivado a todos los miembros del jurado.  Tanto que no hemos podido resistir prepararla para disfrutar de ella. 


¿La reconocéis?, ¿si?, ¿no?...

Aquí va otra del interior por si necesitáis alguna pista más.

Siiii, habéis acertado.  Es el HACHIS PARMENTIER de La chef A.  Un gran clásico de la cocina tradicional francesa.

¡Enhorabuena Aurélie!

De nuevo gracias a todos por participar en este concurso.  Sin vosotros no habría sido igual.

Y antes de despedirme me gustaría contaros que nos han gustado tanto las recetas concursantes que, por petición popular, hemos acordado prepararlas todas (sin desviarnos un ápice de la receta original) e ir publicándolas poco a poco.  Por aquí las iréis viendo desfilar :)

Es mi manera de agradecer vuestro apoyo, sin el que el éxito del concurso no habría sido posible.

¡Feliz semana!

15.4.12

Trenza de membrillo, manchego y nueces



A finales de marzo, Pakus de Lazy Blog publicaba una entrada sobre el concurso de recetas con queso.

Si os soy totalmente sincera, yo no me enteré de esto hasta que Pakus dejó un comentario en este blog y me avisó.  Pero sólo me dijo que "estaba de concurso", sin más.  Picada por la curiosidad me pasé a ver qué se traía Pakus entre manos y cual fue mi sorpresa cuando me encontré con que el concurso iba de cocinar con queso y que su pareja de juego no era otro que Boffard.  

"Madre mía" - pensé - "en este concurso tengo que participar si o si".  Boffard es uno de mis quesos favoritos.  Y no digo "mi queso favorito" porque soy una gran amante del queso y me resultaría tremendamente difícil decidirme por uno pero por este queso concretamente tengo pasión y, a menudo, lo tengo en casa.

Mi propuesta para este concurso es sencilla y rápida de preparar pero, no por ello, menos deliciosa que otros platos más elaborados.  Nos solucionará un picoteo o una cena en cuestión de minutos y, si tenemos invitados, quedaremos como auténticos reyes de la cocina.

Si queréis comprobarlo por vosotros mismos...seguid leyendo :) 


Necesitamos
  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • Dulce de membrillo (si es casero, mejor)
  • Queso manchego viejo en lonchas
  • Nueces peladas y troceadas
  • 1 huevo batido


Preparación

Pre-calentamos el horno a 220 ºC (arriba y abajo, convencional).

Extendemos la lámina de hojaldre sobre papel de hornear. 

Colocamos láminas finas de dulce de membrillo en la parte central del hojaldre, a lo largo.  Dejamos un espacio de unos 4-5 cms sin cubrir, tanto en la parte superior como en la inferior.

Cubrimos el dulce de membrillo con las lonchas de queso y esparcimos las nueces por encima.

Cortamos los lados en tiras de unos 3 cms de ancho, en diagonal y a modo de flecos.  Dejamos una solapa en la parte superior y otra en la inferior, retirando el sobrante.


Doblamos las solapas superior e inferior sobre el relleno y humedecemos con un poco de agua los extremos.

A continuación doblamos las tiras hacia dentro, cubriendo el relleno  de manera alterna.  Doblamos una tira de la derecha, una de la izquierda, y así hasta terminar.

Untamos con huevo batido toda la superficie de la trenza.  Pasamos la trenza, con el papel de hornear, a una bandeja de horno y horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que se empieza a dorar.


Una vez fuera del horno, dejamos que se temple durante unos 15 minutos antes de disfrutarla. 

¡Feliz domingo!


14.4.12

Concurso "cocina tradicional y familiar" - Resumen

Parece que fue ayer cuando escribía sobre el primer cumpleaños de "Recetas de tía Alia" y os invitaba a todos a sumaros a la celebración participando en el concurso de recetas tradicionales y familiares organizado para tal fin.  Sin embargo hoy me sorprendo cerrando el plazo de presentación de recetas y preparando el listado de participantes definitivo.

Estos tres últimos días han sido fabulosos.  La blogosfera se ha llenado de historias familiares y de entrañables recuerdos.

He disfrutado profundamente leyendo las entradas que nos han regalado los bloggers participantes y conociéndolos un poquito más.  Sintiéndolos más cerca.  Porque, aunque este es un concurso de recetas, yo pedí que fueran acompañadas historias relacionadas con ellas y eso es lo que nos ha acompañado estos días: emotivas entradas, divertidas anécdotas, fotos familiares y muchos recuerdos de la infancia.

A todos los que habéis participado, quiero daros las gracias por haber abierto vuestros corazones y compartir con los demás algo más un pedacito de vuestras historias personales.

Sois absolutamente geniales :)

Aquí tenéis un resumen.  Pinchad en las fotos para comprobar, por vosotros/as mismos/as, todo lo que os acabo de contar.

Aliter dulcia
Bizcocho de natas

Atrapada en mi cocina
Pan de Calatrava

Blaukitchen
Brazo de nata y fresas

Chascarrillos de casa 
Ternera con champiñones y salsa de nata

Circus day 
Cóctel de pescado y marisco
Coctel pescado y marisco

Cocido de sopa
Sopas de ajo en sartén
Sopas de ajo en sartén_1

Cocina para burros
Tortilla de patata

Cocinando con Manu Catman 
Magdalenas de limón

Colometa cuinereta
Filloas

Cosicas dulces y alguna salada
Hornacicos de cumpleaños

Cuchillito y tenedor
Leche frita

Delicious stories
Blinys rellenos de carne

Dime que es viernes
Hornazo tradicional


La cajita de nieveselena
Cocido madrileño

La chef A
Hachis parmentier

La cocina de Camilni
Galletas fritas

La cocina de Mar
Tarta de manzana

La cocina de Tesa
Empanada de batallón


Las cosas de Cósima
Cebollitas guisadas

Las recetas de MJ
Cañas de hojaldre con pollo

Los postres de Teresa
Tarta de fresas


Manzanas rojas
Bizcocho de yogur
Bizcocho de yogur

Miss Migas
Carne guisada


Recetas dulces y saladas
Tostadas de navidad

Rico rico delicioso
Flan de manzana

Rosita y Suny OLIVAS en la cocina
Canelones


Sugg-r [cositas dulces desde mi cocina]
Quesillo de piña
quesillo de piña 60 01


Ahora viene lo más duro: la valoración de todas y cada una de ellas y la elección de la receta ganadora.  Visto el altísimo nivel de las recetas...¡la tarea no va a ser nada fácil!

Sea como fuere, el lunes 16 de abril estaré de vuelta con el resultado del concurso.  
Mientras tanto ¡disfrutad del fin de semana!


Nota: Si detectárais algún error u omisión, os agradecería enormemente que me avisarais.  No querría dejar a nadie fuera del concurso por un despiste ni meter la pata de ninguna otra manera.