31.8.12

3 x 1: Tarta Vespa, Tarta baloncesto y Tarta hockey



Otro encargo de tartas y con este termino.

Palabrita del niño Jesús.

Tenía pensado escribir una entrada por cada una de estas tartas.  De hecho avisé la semana pasada sobre lo dulce que se iba a volver el blog durante una temporada pero, según he ido publicando estos días, me he ido quedando con la sensación de que el tema iba a ser un tanto excesivo.

Mono-temático en cuanto al blog se refiere, aunque muchos de vosotros estaríais encantados de leer recetas dulces día si y día también, y cansado para la que escribe, a quien le gusta la variedad más que a un bebé un trozo de papel de envolver.

Así que con este trío de tartas me retiro del dulce durante unos días y dejo la bandeja de borradores de blogger medio vacía.  Yupie!

Tarta Vespa

La idea de la vespa la saqué de aquí.  ¿No me diréis que el diseño de la moto no es para enamorar? 


Una celebración triple de primos en los que cada uno de los homenajeados tuvo la ocasión de soplar velas sin necesidad de compartir.  Adaptadas a los gustos y aficiones de los tres, siguiendo las pautas que me habían indicado, nacieron estas tres tartas personalizadas tanto en decoración como en sabor.


Tarta baloncesto

Cake pops haciendo las veces de pelotas.  ¡Hay que ver lo versátiles que son estas bolitas!


No voy a poner recetas ni de bases ni de coberturas porque no lo creo necesario.  Cada una de ellas se puede elaborar como más os guste: con base de bizcocho, de galleta, etc así como con distintas coberturas.


Tarta hockey

La última de las tres.  No por ello menos lucida ni menos sabrosa.


Para las tres tartas he utilizado fondant de nubes, pero en pequeñas cantidades.  El fondant me resulta excesivamente dulce.  He comprobado que la mayoría de la gente lo deja en el plato y no se lo come así que he optado por trabajarlo sólo para los detalles.


29.8.12

Concurso "Cook for The Queen" - Resultados

Hago un alto en mi camino (el de dar salida a las recetas que tengo acumuladas en borradores) para poneros al día con respecto a un asunto sobre el que escribí aquí hace la friolera de seis meses.
Se trata del concurso organizado en el Reino Unido por la Duquesa de Cornwall, a través del cual se animaba a todos los colegios de primaria y secundaria del país a crear un menú “digno de una reina” con el que celebrar los 60 años de reinado de Isabel II. 
Los menús de los colegios ganadores se sirvieron en la recepción programada para el 15 de Junio en el palacio de Buckingham.

Cape Cornwall School, Cornualles
El menú presentado se basó en la utilización de productos de temporada y de producción local.  Los alumnos participantes llevaron a cabo un estudio sobre distintos platos y su relación con la realeza.  Cada plato en el menú se acompañó de una explicación sobre su creación así como una justificación del porqué cada plato formaba parte del mismo.  Nada se dejó al azar.
El menú incluyó:
Salado
  • Empanadillas de puerro y cangrejo al azafrán
  • Empanadillas tradicionales de Cornualles
  • Mini quiches de beicon y cebolla
  • Vieiras con tomate, ajo y albahaca a la parrilla
  • Mini pasteles de Yorkshire con rosbif y espuma de rábano picante
  • Galletas “reales” de anchoa con puntas de espárrago escalfado y salsa holandesa
  • Crema fría de fresa y pimiento
  • Lomos de lenguado con chips de patata y mayonesa a las finas hierbas
  • Pollo coronación
  • Mini patatas asadas con costra de sal de Cornualles y crema fresca
Dulce
  • Syllabub del rey Carlos II al vino de Polgoon
  • Reina de los postres
  • Tarta de queso y fresa con galleta de jengibre de Cornualles
  • Merengues de frambuesa
  • Scones de azafrán con mermelada y nata
  • Bizcocho Victoria
  • Espuma de chocolate “Commonwealth”
  • Cestillos de jengibre con helado tri-color

Eastington Primary School, Condado de Gloucester

Los alumnos participantes por parte de este colegio también llevaron a cabo trabajos de investigación sobre los productos locales de temporada, incorporando sus conclusiones al menú, que personalizaron de una manera muy, pero que muy, “monárquica”.  Y es que para la presentación de su menú al personal del colegio y asociación de padres, los alumnos decoraron el salón con banderolas, prepararon muchas de sus recetas con formas romboidales (diamond significa rombo en español), bautizaron las mismas con nombres relacionados con la monarquía (coronas de Camila, delicias de Beefeater, galletas Buckingham,…), etc…¡incluso una de las alumnas se disfrazó de Isabel II!

El menú “Aniversario de Diamante” incluyó:

Salado
  • Coronas de pepino de Camila rellenas de salmón ahumado Wye sobre cama de té
  • Volovanes de espárragos con salsa holandesa al limón (en forma de rombo)
  • Mini bocadillos de queso Gloucester Godsell y chutney de manzana (en forma de rombo)
  • Patatas duquesa con salsa de rábano picante y ternera de Gloucester
  • Tripa de cerdo mechada sobre rosti de patata y calabacín a la manzana
  • Brochetas de pichón y remolacha picante con chutney de melaza de granada
Dulce
  • Crema de champagne y fresas “elderflower”
  • Trompetas de crema de syllabub de ruibarbo
  • Sorbete de lavanda y manzana con shortbread de limón
  • Crumble con helado de elderflower y grosellas
  • Vasitos de arroz con leche, frambuesas, moras y miel de Gloucester
  • Pastel de chocolate con cobertura de menta
Latimer Arts College, Condado de Northampton
Como punto de partida para la creación del menú, los alumnos de este colegio entrevistaron a agricultores, granjeros y carniceros de la zona para pasar después a diseñar y dibujar sus propuestas en papel antes de lanzarse a cocinarlas.
Una vez hecho esto, los alumnos probaron y adaptaron sus recetas para que fuesen “dignas de la reina”.  Crearon nuevos platos con nombres que hacían referencia a la reina: “Admirador de Isabel”, “Refinada Isabel”, entre otros.
El menú “Delicias de la Reina Isabel” incluyó:
Salado
  • Abanicos de filo rellenos de queso, espárragos tiernos y lazos de tomate cherry
  • Flores de filo rellenos de queso feta y menta fresca
  • Barquitas de patata rellenas de champiñón con crema fresca y mostaza
  • Tiras de ternera a la mostaza
  • Coronas de pavo a la mostaza con gelatina de arándanos
  • Salchichas de venado con asado de frutos rojos
  • Tomates cherry rellenos de crema fresca, queso feta y paté de albahaca
  • Scones de cebolla y salvia coronados con pavo, huevos de codorniz y tomate
  • Tartaletas de rábano picante, estragón y paté
  • Flores de cordero con guisantes a la menta sobre bases de patata
  • Tostadas de pan de ciruela con queso Stilton
Dulce
  • Cestas de filo rellenas de crema pastelera, orejones, pistachos y miel
  • Merengues de frambuesa
  • Fresas con azúcar cristalizada, nata fresca y merengue
  • Pasteles de frutos del bosque y nata
  • Rosas de merengue
  • Pasteles E&R de bizcocho genovés y pasta de azúcar
St Columba's Primary School, Oban, Escocia
Los alumnos de este colegio llevaron a cabo un completo trabajo de investigación sobre la historia de la cocina en la monarquía y los banquetes desde 1066 hasta nuestros días.
Visitaron la exposición de Marisco de Escocia y se pusieron en contacto con negocios  locales relacionados con el sector de la hostelería: hoteles, productores de ahumados o la tradicional tienda de chocolates "Oban".
La imaginación de estos niños se deja ver a lo largo y ancho de su menú, el cual incluye recetas tradicionales a las que se dio un enfoque distinto como es el caso de las populares “shortbread”.  A la clásica receta se añadió lavanda elevándola, de este modo, a la categoría de “shortbread dignas de la reina”.
El menú “Deslumbrante Aniversario de Diamantes” incluyó:
Entrantes
  • Crema de zanahoria y naranja
  • Higos con jamón de Argyll y queso azul de la isla de Mull
  • Paté de caballa sobre galletas de avena
Platos principales
  • Pasteles de salmón
  • Tortitas de pato ahumado
  • Rollitos de filo rellenos de queso Brie, espárragos y puerro con chutney de cebolla roja caramelizada
  • Paquetitos de haggis, remolacha y cebolla roja
Dulces
  • Tarta de queso “McCaig's Tower”
  • Shortbread de lavanda con nata y moras
  • Scones a la nata
  • Café irlandés con chocolates de Oban
Si habéis sido capaces de leer hasta el final y llegar hasta aquí, seguro que coincidís conmigo en que los creadores de estos menús no han escatimado en creatividad ni imaginación y que son más que merecedores de haber sido ganadores de este concurso.
¡Menuda colección de chefs va a salir de aquí!


Fuente: Love British Food website  


27.8.12

Tarta y cake pops para celebrar



Que conste que yo avisé. 

Lo dije la semana pasada.

Dulce, dulce y más dulce es lo que váis a ver pasar por este blog en los próximos días.

Y como el que avisa no es traidor, pues aquí os dejo un conjunto de tarta y cake pops que me encargó una compañera de trabajo para llevar a la celebración conjunta de la Primera Comunión de dos sobrinos.

La tarta está preparada con una base de galleta y cubierta de chocolate blanco con queso crema.

Poco puedo aportar sobre la receta de la base que no se haya dicho ya.

La blogosfera está inundada de versiones de esta receta.

Hay tantas como personas la preparan: unos usan natillas en lugar de chocolate, otros mermelada, dulce de leche, nocilla, etc.

Yo siempre la hago con galleta mojada en una mezcla de leche y Amaretto (mmmm...le da un toque muy especial) e intercalo las capas con chocolate a la taza.


La cobertura de chocolate blanco con queso crema la preparé fundiendo 150 grs chocolate blanco con 100 ml de nata líquida en el microondas.

Para ello troceé el chocolate y lo coloqué en un cuenco junto con la nata.  Lo introduje en el microondas y lo calenté a golpes de 30 segundos, removiendo entre golpe de calor y golpe de calor, hasta que no quedaron trozos de chocolate.  Dejé que se atemperara la mezcla antes de añadir una tarrina de queso crema (tipo Philadelphia) y remover con energía para que se incorporaran todos los ingredientes y no quedaran grumos.

Por último, la dejé reposar en la nevera 24 horas para que tomara consistencia antes de utilizarla como cobertura.


Las flores, tanto las de la tarta como las de los cake pops, las preparé con masa de pasta de goma que dividí en tres trozos: uno lo teñí de verde, otro de naranja y el tercero lo dejé blanco.  Corté margaritas y sus centros de los tres colores para que, al combinarlos entre sí, aportara más variedad de colorido al conjunto.

Los cake pops los presenté pinchados en un corcho camuflado dentro de un cestillo rectangular y cubierto de papel de seda.  Utilicé pinchos de brocheta cortados en diferentes largos para que quedaran en diferentes alturas y se vieran todos.

El cestillo quedó envuelto en papel celofán transparente cerrado por unos cordones de rafia.

Lamentablemente no tengo ninguna foto de cómo quedó pero os podéis hacer una idea si pincháis aquí, en estos otros cake pops, porque el resultado era practicamente el mismo.

Espero que os haya gustado y que la entrada de hoy os endulce el día.

24.8.12

Nidos de filo y mincemeat


Anoche, cuando editaba las fotos que ilustran la entrada de hoy, pasó mi marido por detrás de mí, miró la pantalla del portátil, frenó en seco y me soltó un chascarrillo sobre que si la navidad ya había llegado y el no se había dado cuenta.  Ironía al más puro estilo británico, jaja.  Lo cierto es que se quedó bastante sorprendido al ver que mi próxima publicación iba a ser un dulce preparado con un ingrediente típicamente navideño de la gastronomía británica: el mincemeat.

Y es que no es para menos.

Realmente la publicación de esta receta no pega ni con cola en esta época del año.  Lo "políticamente correcto" sería esperar a finales de año para sacarla a la luz pero, en mi afán por vaciar la bandeja de borradores que tengo en blogger, me he dicho a mi misma "Estamos en España", "Aquí  no se va a notar", "Mientras no me lea el público británico (quien podría pensar que se me ha ido la pinza totalmente)" y otras cosas por el estilo.

De modo que, con la manta liada a la cabeza, me lanzo con esta receta tan impropia de estas fechas pero que quiero compartir con vosotros por lo deliciosa y fácil que es de preparar.

El mincemeat es una mezcla de frutas, licores y especias que se utiliza como relleno de pasteles.  Da nombre a los tradicionales mince pies británicos, cuya receta podéis encontrar aquí.  Aunque su elaboración es sencilla y su conservación duradera, el mincemeat que yo utilicé para preparar estos "nidos" no fue otro que el que me sobró de la preparación de los mince pies.

Hay muchas recetas de mincemeat publicadas en la web de modo que, si os animáis a prepararla vosotros mismos, os resultará muy fácil encontrar una que se adapte a vuestros gustos y a la disponibilidad de ingredientes con que contéis.


Necesitamos (para 12 nidos)
  • 300 grs de mincemeat
  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de uvas pasas
  • 3 o 4 láminas de masa filo
  • 50 grs de mantequilla
  • Un puñadito de nueces
Además
  • Bandeja de horno para magdalenas, muffins, etc

Preparación

Comenzamos preparando el relleno.

Para ello picamos las uvas pasas y las añadimos al mincemeat.  Calentamos la mezcla a fuego lento junto con el azúcar, removiendo hasta que todos los ingredientes estén integrados (unos 10 minutos desde que comience a hervir).

Dejamos templar.

Mientras tanto, pre-calentamos el horno (arriba y abajo, tradicional) a 180-200 ºC.

Fundimos la mantequilla a fuego suave o en el microondas a golpes de calor cortos y suaves (para evitar que se nos queme).

Con ayuda de una brocha, o con los dedos, untamos cada una de las cavidades de la bandeja de horno con un poco de mantequilla.  En ellas colocaremos la masa filo y no queremos que se nos pegue ¿verdad?

Tomamos una lámina de masa filo y la untamos de mantequilla.  Sobre ésta colocamos otra lámina de masa filo y también la untamos con mantequilla.  Por último cubrimos con una tercera lámina de masa filo (esta no hay que untarla de mantequilla).

Con un cuchillo bien afilado, o un corta pizzas, cortamos la masa en cuadrados de un tamaño que se adecue al de las cavidades de nuestra bandeja de horno (yo hice cuadrados de 10x10 cms aproximadamente) y los colocamos en las mismas, presionando el interior para crear esta especie de nidos o cestillos.

Rellenamos cada nido con la preparación del mincemeat y colocamos unos trocitos de nuez.

Horneamos durante unos 12-15 minutos o hasta que veamos que la masa está dorada.

Antes de lanzarnos sobre la bandeja, recomiendo espolvorear con azúcar glas y esperar unos minutos a comerlos recién templados para disfrutar de ellos al 100%.

Nota:
  • Si preparáis el mincemeat casero podéis ahorraros los pasos de la preparación del relleno ya que podréis ajustar el punto de dulzor a vuestro gusto.  Yo lo tuve que hacer así porque el mincemeat envasado que tenía resultaba demasiado amargo y, o lo suavizaba y lo endulzaba un poco, o aquello no se habría comido nadie en casa excepto una servidora...¡que no le hace feos a nada!

22.8.12

Baseball cake pops



Voy a aprovechar mis primeros días de regreso a la rutina para dar salida a la lista de recetas que tengo pendientes.  Quiero aprovechar para hacer limpieza de borradores y empezar de cero pero tengo que avisar que la mayoría de ellas son dulces así que, durante unas semanas, este blog se volverá un poco empalagoso...sorry.

Cuando acabe con ello prometo cambiar de tercio y pasarme al salado para compensar.  Tengo muchas recetas nuevas y más ganas todavía de ponerme con ellas.


Durante el mes de mayo tuve varios encargos de tartas, cake pops y galletas decoradas para comuniones, bautizos y otras celebraciones.

De todo lo que hice, lo que más me gustó fueron estos cake pops.

Me los encargó una de mis "más mejores amigas" (como decía mi hija de pequeña) para celebrar el cierre de temporada del equipo de beisbol para el que juegan sus hijas.

El entrenador del equipo organizaba una barbacoa con todos sus miembros y sólo pedía que los invitados colaboraran con los postres.  Mi amiga quería sorprender aportando un dulce original y diferente, personalizado para la ocasión, y dejó el asunto en mis manos...¡y esto es lo que se encontró!

La receta de los cake pops la tenéis aquí, para los que tengáis interés en saber cómo se hacen.

La cobertura blanca la decoré con las costuras de las pelotas de béisbol.  Para ello utilicé un rotulador de tinta comestible que me dio mucha guerra porque me lo vendieron medio seco (¡qué rabia dan esas cosas! ¿verdad?).  Tardé bastante pero, al final y armada de paciencia, conseguí acabarlos todos aunque el resultado no es el que hubiera querido.

Para personalizar más los cake pops imprimí el logo del equipo de béisbol, los T-Rangers, y los pinché en los palitos después de practicar unos pequeños agujeros.

Por lo que me contaron tanto mi amiga como sus hijas, los cake pops causaron sensación y los invitados se fotografiaron con ellos.  Creo que alguna que otra foto ha terminado incluso siendo colgada en FB...jajaja.

Así quedaron una vez empaquetados y listos para "sorprender".




20.8.12

Caprichos de chocolate y dulce de leche



Siiiiiiiii

Lo sé, lo sé...

Soy consciente de lo poco adecuado que es publicar una bomba calórica como esta en esta época del año, sin embargo he decidido liarme la manta a la cabeza y tirar "pa'lante".

Pero es que estos deliciosos bocados llevan meses en la bandeja de borradores a la espera de que les llegue el turno de lucir palmito...¡tantas ganas tenían de salir a la luz para compartir sus encantos y dejarse querer por vosotros que no he podido resistir un día más!

Son fáciles de preparar y lucen un montón.  Ideales para acompañar el café de después de comer y quitarse el gusanillo a dulce que ataca con tanta fuerza en esos momentos.

Si sois de "diente dulce" (como dicen los ingleses), seguro que tenéis los ingredientes a mano en vuestras despensas o encontráis alternativas aceptables.  Y es que, además de ricos, fáciles y lucidos, también son versátiles.

¿Se puede pedir más?


Necesitamos (para 12 unidades)
  • 1 tableta de chocolate negro 72% de cacao
  • 12 cápsulas de papel para trufas
  • 150 grs de bizcocho
  • 75 grs de dulce de leche (o crema de cacao, ganache de chocolate, queso crema, etc) para el relleno +  el necesario para la decoración


Preparación

Comenzamos preparando las bases de chocolate.

Para ello fundimos el chocolate en el microondas a golpes de 30 segundos.  Removemos entre golpe de calor y golpe de calor para facilitar la tarea y que el chocolate se funda uniformemente y sin quemarse.

Con ayuda de una brocha, untamos el interior de las cápsulas de papel, fondo y lados, con el chocolate derretido.  Introducimos en la nevera para que endurezca.

Repetimos esta operación para que la base de chocolate tenga más grosor y consistencia.

Mientras las bases se enfrían en la nevera, preparamos el relleno.

Desmigamos el bizcocho con las puntas de los dedos hasta obtener unas migas finas y uniformes.  Añadimos el dulce de leche y mezclamos bien.

Con esta masa rellenamos las bases de chocolate a las que habremos retirado las cápsulas de papel.

Nivelamos con un cuchillo o espátula.  Decoramos con dulce de leche, con ayuda de una manga pastelera,  y adornamos con sprinkles, M&M's, fideos de azúcar, almendra crocanti, etc o, como en mi caso, con mini chocolatinas.


Como veis, las combinaciones son numerosísimas.

Sea cual sea la que elijas seguro que desaparecen tan rápido como ocurrió en casa.

¡¡¡ Casi no me da tiempo a tomar las fotos !!!