17.1.13

Tarta de cebolla, puerro y queso de cabra



Hoy toca cambiar.  Hoy no hay dulce sino salado.  Aunque el nombre de la receta pueda causar, si no lo leemos bien, un poco de confusión en ese sentido.  La receta de hoy es una tarta, si.  Pero una tarta salada.

Todo empezó con una receta de tarta de cebolla que me pasó una compañera de trabajo.  Aquella llevaba beicon y se parecía mucho a esta que publicó Lidia de Atrapada en mi cocina en septiembre del año pasado.

Aunque mi intención era preparar la tarta de cebolla de Lidia, cuando me metí en faena fui cambiando la receta, quitando ingredientes, usando otros que necesitaban ser rescatados del olvido,adaptándola al gusto de mis comensales, etc y el resultado que obtuve es el que hoy os cuento.


Poco tiene que ver con la receta original, pero no me voy a quedar con las ganas de probarla, que conste, y en cuanto pueda la prepararé.  Espero no desviarme nuevamente :)

De esta tarta de cebolla, puerro y queso de cabra os diré que a mis hijos, que son bastante poco aficionados a la cebolla, les encantó.  Ellos, ambos dos, son unos petardos en materia de cebolla.  Son de los que retiran los trozos de cebolla de las salsas porque dicen que no les gusta encontrársela y me hacen triturarlas hasta quedar bien camufladas. Bueno, pues estas dos criaturitas no sólo se zamparon unas buenas raciones cada uno sino que además repitieron.  Sorprendida me dejaron.

Con eso os lo digo todo y, sin más alabanzas que contaros (que después de lo de mis hijos serían pecata minuta), os paso la receta.


Necesitamos
  • Una lámina de masa quebrada (si la quieres casera, pincha aquí)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 500 grs de cebolla (pelada y cortada en juliana)
  • 250 grs de puerros (picados finamente)
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 500 ml de leche semi desnatada (templada)
  • 1 rulo de queso de cabra (troceado)
  • 4 huevos "L" (batidos)
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Extendemos la masa quebrada sobre un molde enharinado apto para horno (si es desmoldable, mejor).

Calentamos el aceite en una cacerola y pochamos la cebolla y el puerro, a fuego suave y bajo tapa para que sude y se mantenga jugosa.

Cuando la cebolla y el puerro comiencen a tomar color, añadimos la harina y removemos hasta incorporar.  A continuación añadimos la leche templada y removemos sin parar durante 5 minutos para evitar que se formen grumos.

Retiramos del fuego y salpimentamos al gusto.

Agregamos el queso de cabra y los huevos y removemos hasta obtener una mezcla uniforme.

Vertemos la mezcla en el molde, sobre la masa quebrada, y cocemos en horno pre-calentado a 180 ºC (arriba y abajo, horno tradicional) durante 35-40 minutos o hasta que veamos que la superficie comienza a adquirir un color dorado.


Nota:
  • La base de esta tarta se puede hornear antes de rellenar.  Yo no suelo hacerlo cuando voy con prisa y ahorro tiempo obteniendo también un buen resultado.  Si optas por hacerlo deberás de colocar la lámina de masa quebrada en el molde, pinchar la base con un tenedor y colocar garbanzos, judías, etc encima cubriendo toda la superficie.  Hornea durante 10 minutos a 180º.  Retira el peso que hayas colocado (garbanzos, etc) y se vuelve a meter en el horno para que se dore.

57 comentarios :

  1. En casa no tenemos problemas con la cebolla así que esta tarta seguro que nos gusta mucho, se ve deliciosa. Yo prefiero hornear la masa primero sola, me gusta más el resultado.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Carmen, siempre que la veo pienso en hacerla y no sé que leches estoy esperando, porque es una cenita perfecta y a mis pollitos les da igual la cebolla. A mi personalmente todas las quichés me parecen un plato perfecto, consistente y una mezcla de sabores ideal. Enhorabuena con el resultado de tu versión!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Buff, debería dársela a probar a mi hermano, que hace ya tiempo que dejó de ser un niño pero lo de la cebolla todavía lo lleva mal... Lo malo es que a lo largo de la vida ha desarrollado un sexto sentido, y a veces hasta triturada la nota (o.O)

    A veces me pregunto cómo dos personas que se educaron juntas pueden tener hábitos (alimentarios) taaaaan distintos.

    ResponderEliminar
  4. un magnifica tarta y bien buena, con estos ingredeintes en mi caso es imposible decir no
    beso

    ResponderEliminar
  5. AHí me has dado,me encanta.SOn de la preparaciones fetiche que tengo,nunca te fallan,son deliciosas y muy finas al paladar.
    Añado ami lista esta combinación de ingredientes.

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. una receta estupenda, la solución perfecta para cuando tienes muchos comensales. Me encanta.
    Un saludo
    Concha

    ResponderEliminar
  7. Soy mucho de tartas saladas y es normal lo que dices, una vez tienes una receta que te da la idea y las ganas de prepararla, aprovechar el fondo de nevera es esencial. Yo tb he publicado una tarta de cebolla totalmente diferente. La tuya es muy parecida a una quiche y la prefiero sin bacon. Un besito

    ResponderEliminar
  8. Similar a una quiche...así que me encanta!!!! Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Este tipo de tartas saladas son muy socorridas para rescatar cosas olvidadas y suelen gustar mucho.
    Con cebolla es una de mis favoritas así que me puedo imaginar lo rica que está con los demás ingredientes!
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  10. Hola Carmen!! ya estamos por estos mundos nuevamente. Y que gusto volver y encontrarme esta quiche que casi casi puedo oler desde aquí. No me extraña que a tus hijos les conquistaras. Lo de cambiar las recetas sobre la marcha, es normal ¡¡y lo divertido de la cocina!!, sobretodo, si te salen platos con tan buen resultado.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  11. Un trío para chuparse los dedos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  12. Esto lo hago yo para el picnic-quedada bloguera que se ha organizado para el sábado, que delicia. Ya te contaré que tal me ha ido.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena, Deborah. Vivo en Tenerife y como me gustaría poder ir a este encuentro. Lamentablemente no puedo. Saluda de mi parte a Teresa y a Laura.
      Besiños.

      Eliminar
  13. pero qué delicia de tarta has preparado, me imagino el sabor de los ingredientes y me encanta! te copio la receta, vale?

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  14. Si tuviera que elegir algún plato, me quedo con las tartas saladas, me encantan siempre encuentro la ocasión perfecta para prepararlas, aunque sea para mí sola, y mira que apenas tengo publicadas en el blog, tengo que ponerle remedio como sea ;) Me las hago de cherrys, de salmón y brócoli, de espinacas y queso azul, etc, pero nunca a ninguna le he puesto cebolla. Así que me parece todo un acierto la combinación qeu has preparado y además te ha quedado bonita, cosa que a veces a mi no me suele pasar, quizá es el motivo por el que al final no le hago fotos jeje.

    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  15. Que aspecto tan apetitoso, jugoso sin duda. Este es un plato ideal para toda la familia. Sí debo decir que no me complico y compro la masa quebrada en el súper, se hace más rápido el quiche.
    Besiños.

    ResponderEliminar
  16. Esta tarta son de las que me gustan y no me hartan, es que me chiflan. Te ha quedado de lo más apetitosa con ese doradito... fabulosa. En cuánto puedas prueba la de cebolla, es suprema

    besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay Carmen, Carmen, Carmen! pero qué rico!! a mis hijas aunque ya son mas mayores les pasa lo mismo con la cebolla con lo cual practicamos la comidade camuflaje...picada, súper picada y que no la identifiquen. No sé si en esta tarta será posible..pero es que con esa pinta que tiene ¡madre mía! aún estab soñando con los whoopie pies...Pero la casualidad es que justo ayer estaba dándole vueltas a una tarta de cebolla y cómo hacer el camuflaje!!. Gracias por copartirla! besos

    ResponderEliminar
  18. Me encantan las tartas saladas, Carmen. Yo me parezco un poco a tus hijos y la cebolla la pico bien menuda, pero me gusta. Con creme fraiche también está muy rica. Un besiño.

    ResponderEliminar
  19. Si me dan a elegir entre una tarta dulce y una salada, yo elijo la salada sin dudarlo. Si además lleva queso, es toda mía. ¡Qué cruz tenemos con los delicados con la comida! Besos.

    ResponderEliminar
  20. Mamma mía! !!!!!
    Que delicia!!!!!
    Tiene que estar espectacular! !
    Con lo que me gustan todos los ingredientes que lleva, debe estar increíble. ...

    Gracias por la receta! !!!!!

    Un besazo!!!!

    ResponderEliminar
  21. Qué rico!! Me la apunto porque todos los ingredientes que has usado me encantan, sobretodo el queso de cabra!
    un beso

    ResponderEliminar
  22. A nosotros nos chifla la cebolla y encima con rulo de cabra!!!!Si ó si la hago.;)Gracias por comprartir la receta Carmen besosssss

    ResponderEliminar
  23. me encantan este tipo de tartas saladas, y con cebolla deliciosa! bst

    ResponderEliminar
  24. Qué rica, Carmen. Me recuerda a la tarta que pedimos cuando quedamos a cenar en verano. Yo ya estoy acostumbrada a pasar por la minipimer la cebolla rehogada. En mi casa es imposible ponerla entera. Hago bastante cantidad y lo congelo en bolsitas de plástico. Intentaré repetirla con mi truco para los anti cebolla. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Casi las prefiero saladas que dulces, fíjate tú. Ademas todo lo que lleve queso de cabra tiene que estar bueno, no buenísimo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  26. Me parece una combinación deliciosa, tengo que probar!!! En casa tengo un problema parecido con la cebolla, no saben lo que se están perdiendo!!!

    ResponderEliminar
  27. Esta tarta tiene una pinta que como para hacerle ascos, a mis pequeños tampoco les gusta la cebolla, probaré por aquí.
    Besos Carmen.

    ResponderEliminar
  28. Buenisima! este tipo de tartas saladas triunfan en mi casa, admiten muchas variaciones. Te ha quedado buenisima. bss

    ResponderEliminar
  29. Pedazo de tarta!!!!. me encanta la mezcla y la pinta que tiene. Un éxito seguro Carmen. Besos

    ResponderEliminar
  30. Holaaa, vaya tarta salada buenísima! me ha encantado y como nunca he preparado una, esta creo que se merece ser la primera. Eso desde luego! que pasada guapa.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  31. No pongo en duda que la original estaba riquísima, pero esta tuya tiene una pinta espectacular y si además conseguiste que los peque la comieran y repitieran debía de estar bien buena
    Besitos

    ResponderEliminar
  32. Buenísima tarta Carmen, es una pasada auténtica, me alegro que hayas cambiado ingredientes, ahora tenemos dos excelentes recetas, bss

    ResponderEliminar
  33. Este tipo de tartas me chiflan tanto las saladas como las dulces. Dan mucho juego y están riquísimas. Esta la tengo que probar porque es de las que promete.......
    Besos mil

    ResponderEliminar
  34. Buff!! entiendo a tus hijos, a mi me pasaba igual de pequeña, bueno y no tan pequeña, friiita tenía a mi madre, pero claro! antes comía cómo un pajarito y ahora el pajarito se ha convertido en ave y devora todo, jajaja
    Así que me comería la tarta tan ricamente, y además liga tan bien el queso de cabra con la cebolla que no hay que perderse estos sabores juntos, ex-qui-si-to!!
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar
  35. Ultimente en casa ha pegado fuerte este tipo de recetas y es una de las cosas que más comemos. Tartas de canrne, de verdura, de ricotta, cualquier cosa nos viene bien, así que vamos a darle una oportunidad al puerro, la cebolla y el queso de cabra!
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Impresionante tarta salada, sí, tarta pero salada y bien rica.
    Yo también voy a las prisas y no la horneo antes la masa y queda bien.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  37. Pues ahora me has creado a mi la necesidad de hacer ésta también, je,je. Es que cuando te pones con algo lo bordas, no hay más que ver el corte tan perfecto que tiene tu tarta, nada ve con el mío que era mucho menos limpio, je,je. Me ha encantado tu versión. Muchas gracias por mencionarme. Besos.

    ResponderEliminar
  38. Voy a probarla el sábadoooooooooooooooo.... jejejejejejejeje
    Riquísima, chiquilla.

    ResponderEliminar
  39. mmmmm, estas tartas saladas me chiflan Carmen....se ve deliciosa con esta combinacion! un besico

    ResponderEliminar
  40. Como me gustan las tartas saladas Carmen, con esos ingredientes tiene que estar muy buena. HAbra que hacer por probarla....

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  41. Carmen, ¿qué tal??
    Espero que hayas empezado el año con buen pie, en todo caso, te deseo lo mejor!!
    Esta tarta se ve deliciosa... Yo soy fan de las tartas saladas, ya sabes.
    Un 10 para esta receta!
    Mil besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  42. Carmen que bueno verte nuevo por aquí. La cebolla me encanta, el puerro me pirra y si ya lo juntas con queso de cabra, para que te cuento. Una tarta salada de matricula de honor y si tus nenes se la comen con gusto, pues mira has dado en la diana, yo no dudaría en meter el tenedor o el dedo.............. besos.

    ResponderEliminar
  43. Mi querida Carmen aunque es una receta salada, se puede decir que te ha salido de dulce, esta perfecta, y tus hijos no podian hacer otra cosa que repetir trozo, con semejante delicia delante es imposible poner peros ni a la cebolla ,ni a nada, te ha quedado perfecta. Un abrazo muy grande preciosa

    ResponderEliminar
  44. A mi me gusta mucho la cebolla , así que esta tarta me encanta,yo suelo hacer tartas saladas con lo que me encuentro en la nevera y me solucionan una comida en un momento.besinos

    ResponderEliminar
  45. Anónimo18.1.13

    Hola! pasaos por nuestro Facebook y nuestra web http://www.cocinaconpascual.es/recetas
    Podréis compartir vuestras recetas y ganar un montón de premios!!

    ResponderEliminar
  46. Me gustan las tartas saladas casi tanto como las dulces! Esta tiene una pintazaaaa!
    Tendré que llevarme la receta, pues ésto tenemos que probarlo en casa!!!
    Gracias por compartir!
    Un beso,
    IDania

    ResponderEliminar
  47. Guapi!!! estas tartas me chiflan, todas!!! acompañadas de una ensaladita oh!!! que ganas me han venido, esto de ver estas recetas tan buenas que haces y no cenar aún... me mata!! bss y buen finde

    ResponderEliminar
  48. Me ENCANTA. Soy una fanática de este tipo de tartas... la pena es que a mi marido no le hacen demasiada gracia.
    Claro que, después de lo que me cuentas de tus hijos, a lo mejor a él también le gusta, jejeje. Si no, esperaré a hacerla cuando venga gente a casa, así no protesta tanto.
    Y queda preciosa, además.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  49. Me ha encantado. Mis hijos sí se comen la cebolla pero cuando está cocinada. Como la ponga cruda como en ensaladas, tengo que picarla grande para poder apartarla. Yo creo que esta tarta salada tiene que gustarnos a todos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  50. Yo no tengo problemas con la cebolla, y mi familia tampoco. Me chiflan las tartas saladas, y como dice Cosima, me ha recordado la de una cena de verano, pero a la vista la tuya está más apetitosa, je, je

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  51. ¿Sabes que me vuelven loca este tipo de tartas calientes? Sé que la mayoría llevan queso, pero es que es verlas y darme unas ganas de prepararlas que no te imaginas!!!
    Se ve tremendamente deliciosa y siempre puedo sustituirlo por nata o crema agria!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  52. ¡Hola! ¡Buenos días!

    Ya estoy aquí, de vuelta, y menos mal que queda un trozo bien grande de tu tarta en la pantalla. ¿Me estaría esperando a mi? ;)

    Tengo que agachar la cabeza y confesar que cuando yo era pequeña era igual de "petardo" que tus adorables cachorrillos. Yo también separaba la cebolla, el pimiento, los ajos, y todo ingrediente colorido para formar una bonita corona alrededor del plato. Era la crispación de mis padres. Y mírame ahora, que apenas le hago ascos a nada. Así que ten confianza en tus hijos, no desistas, y anímales a que sigan comiendo cebolla y todo aquel ingrediente que no les guste mucho. Ya hemos hablado en otras ocasiones que hay que educar el paladar, y un ingrediente puede no gustarte cocinado de una manera, y sin embargo de otra sí. Mi hija comenzó a aceptar la cebolla al caramelizarla para las hamburguesas, pero ya sabes qué hamburguesas ... ;)

    ¿Con esta receta quieres desquitarte de aquella tarta de cebolla que cenamos en aquel restaurante? La tuya se ve con un relleno muy suave y homogéneo. ¿Les dijiste a tus cachorrines de qué ingrediente estaba hecho el relleno? Y la masa te ha quedado PER-FEC-TA y preciosa.

    Besos!! Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  53. Me encantan este tipo de tartas, Carmen, y la tuya se ve deliciosa! Cuenta conmigo para el reto de este mes con la receta salada. Un beso!

    ResponderEliminar
  54. Hola Carmen: Acabo de regresar de un viaje y me encontré con tu mensaje en el post de la ensalada de naranja. Que raro que no te lleguen las notificaciones... estuve comentándolo con otras personas y al parecer no tienen problema con eso, les llega la información cada vez que publico.
    Voy a intentar preguntar a alguien que domine mejor que yo estos temas técnicos, porque para serte franca, para mi es un quebradero de cabeza cada vez que hay un lío de estos con el blog. Pero te agradezco que te hayas dado el tiempo de avisármelo.

    Que linda tu tarta. Yo las hago super a menudo, pero nunca me ha quedado la masa tan bonita como la tuya, y no será porque no le eche ganas, jajajja... te lo digo en serio.
    Para mi estas quiches son super salvadoras cuando llega gente a casa y no estoy demasiado preparada. Se hacen rápido, gustan practicamente a todo e mundo y son muy completas.
    te dejo un abrazo y espero que estés pasando un feliz domingo

    ResponderEliminar
  55. Madre de Dios, madre mía, y madre d todo.
    Impresionante, me gustan mucho este tipo de tartas, me llevo la receta para hacerla tan cual nos la presentas.
    Gracias no puedo decirte nada más.
    Besicos

    ResponderEliminar
  56. Hola Carmen, cómo vas??? Veo que ya vas a toda mecha y no hay quien te pare. Por mi parte me encanta esta tarta que has preparado y será un placer catarla algún dia ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)